Con sorpresa y desagrado, el secretario general de ATE en la zona norte provincial, Fermín Hoyos, negó tajantemente que existan aprietes sobre afiliados de Salvador Mazza como trascendió en el marco del conflicto que sufre esa ciudad en estos días. "Con la difícil situación por la que atraviesan los trabajadores, jamás se les pedirían mayores aportes. Desmiento categóricamente las manifestaciones malintencionadas que indican que a algunos trabajadores se les exige pagar anualmente montos irrisorios. Eso es un invento para desacreditar al gremio", reafirmó ayer Hoyos en diálogo con El Tribuno.
En la ciudad fronteriza las cosas están difíciles, con paro de actividades municipales desde hace varios días y tres encadenados en las puertas de la casa comunal, contexto en el que asumió el reelecto intendente Rubén Méndez.
Hasta la medianoche del viernes hubo nuevos intentos de acercamiento y acuerdos, pero la comuna no cedió al pedido de ATE para que pasen a la planta permanente los empleados con 4 años de antigedad y estableció el tope en 6 años.
"Estamos peleando por el pase a la planta de los trabajadores y por $75 más para la asignación familiar y por el pago de sueldos hasta el 5 de cada mes Insistiremos en esos ítems, por lo que mal se puede hablar de presiones o aprietes a la gente", reiteró el dirigente sindical.
Explicó que, en la última sesión del Concejo Deliberante, "entre gallos y medianoche, aprobaron una ordenanza para pasar a planta a los contratados que tienen como mínimo 6 años dentro del municipio, cuando nosotros pedimos por los que tienen 4 años. Lo que pasa es que el intendente tiene malos asesores que perjudican a todos".
La posición gremial
"ATE no se vende, ni va a arreglar con coimas. Esto no lo hicimos ni haremos con ningún gobierno y por eso no me dejan ni entrar al Grand Bourg. Es porque conmigo no van a negociar a espaldas de los trabajadores ni pondrán dinero a los dirigentes para callarnos, como hicieron con otros en las paritarias. Esto se lo dije al ministro (Carlos) Parodi y con una ecuación simple los montos de incrementos no coinciden con lo que pretende e impuso el gobierno. Desde esa vez no me dejaron entrar más a las reuniones", contó Hoyos, para reafirmar que no existen presiones desde su sector hacia ningún trabajador del departamento San Martín.
"Trabajamos con todos los números y cuentas transparentes. Por supuesto que yo me beneficio porque trabajo en ATE y me muevo y viajo por toda la región. Ahora voy a seguir con la gente de Mazza, tengo que estar y acompañarlos en su lucha. Y que quede claro: jamás extorsionamos a ningún trabajador a cambio de la planta permanente ni ninguna situación laboral. Si quienes lanzan esos trascendidos son gente de bien, deberían dar nombres y denunciar", reafirmó y puso el acento en las obras logradas para los 4 mil afiliados en el departamento, además de anticipar que preparan cajas navideños con una diversidad de productos que pondrán en bolsas ecológicas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia