Señoras y señores, las bandana(s) están de regreso ­y no se trata del grupo de música! Desde que Kendall Jenner se ocultó detrás de su bandana azul para caminar por la calles de Nueva York, el ojo avizor fashionista comenzó a prestar atención. Pronto ese accesorio de estampa arabesca comenzó a repetirse en atuendos de celebrities como Jennifer Lawrence, Miranda Kerr y Chloë Moretz. Y nada más hizo falta: la bandana se hizo viral.
Con el mismo impulso rebelde que supo darle Axl Rose con sus Guns N' Roses en los90, un touch western y el detalle fashion y folk que supieron imponerle íconos trendy como Jane Birkin y Serge Gainsbourg, el legendario pañuelo está de regreso. Cantantes como Cody Simpson o musas como Chiara Ferragni se pasearon con él entre la multitud de Coachella en California y fueron el objetivo favorito de los cool hunters e instagramers. Se repite cada uno con su propia versión de arabescos en colecciones como Maison Margiela, Coach, Tommy Hilfiger o DKNY, quien las hizo protagonistas de sus chaquetas. También Chanel apostó por su print a la hora de darle color a sus carteras y Moschino las incluyó como estampa de sus sandalias de verano 2016.
¿Cómo usarla? Vale llevarla arriba de la campera, apretada sobre el puño del saco, colgando de la cartera, como un símbolo. La estampa misma con arabescos pasó a ser distintiva y varias marcas internacionales están haciendo sus propias versiones.

"Volveré y seré tendencia"

"La bandana fue un ícono de los 90, un ítem básico del urban folk que tuvo su auge en aquel entonces por su impronta rockera y su nexo con la música", señala Constanza Bombardi, diseñadora de Wanama. Hoy, con su vibra de los 90, el ítem se abrió camino en nuestro invierno. Cher, Divina Bolivia y Lee, entre otros, ya apostaron por él a la hora de presentar sus campañas.
Su influencia se extiende: marcas como AY Not Dead, Nevada y Herschel Supply también las incluyeron en sus colecciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora