Un atentado suicida causó este viernes al menos 21 muertos en una procesión de musulmanes chiítas en el noreste de Nigeria, en una zona que regularmente es escenario de atentados del grupo yihadista sunita Boko Haram. Un kamikaze hizo estallar su carga explosiva en medio de la multitud que celebraba en la aldea de Dakasoye, en el extremo noreste de Nigeria, el 40º día de duelo de la Ashura, un rito chiita. 'Perdimos 21 personas y varias más resultaron heridas' en el
ataque, dijo a la prensa en el lugar de los hechos Muhamad Turi, del Movimiento Islámico de Nigeria, que organizaba la marcha. Un reportero de la AFP vio en el lugar del atentado varios cuerpos, de heridos o muertos, esparcidos por la carretera. Los supervivientes continuaron su marcha. Liderado por el jeque Ibrahim Zakzaky, el Movimiento Islámico de Nigeria tenía como objetivo llegar a la localidad de Zaria, en coincidencia con la festividad de la Ashura en Irán.
El líder religioso explicó en su sitio web que los fieles habían conseguido detener a un primer kamikaze antes de que hiciera estallar su carga. El hombre confesó que tenía un cómplice en la multitud. Al darse cuenta de la detención de su correligionario, el suicida activó su carga hacia las 14H00 (13H00 GMT) 'Tenemos a un sospechoso en custodia', indicó Zakzaky. 'Estaba vestido de negro como todo el mundo. (El detenido) confesó que fueron enviados por Boko Haram', explicó.
Siempre según esa fuente, los atacantes fueron secuestrados por Boko Haram el año pasado y entrenados militarmente. Boko Haram quiere implantar un estado islamista en el noreste de Nigeria, y ha atacado en el pasado repetidamente a la comunidad chiita de la región.El pasado domingo en la ciudad de Maiduguri una mujer suicida mató a ocho personas, y cuatro chicas también se suicidaron en la ciudad de Cameroon el sábado, con un balance de cinco muertos.Boko Haram, que sufre el acoso de una operación militar regional, utiliza de forma crecientre atacantes suicidas contra objetivos civiles.El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, dio a sus comandantes militares hasta el mes de diciembre para acabar con el conflicto, pero se teme que subsistan los ataques suicidas y con explosivos.
Fuentes militares y de los aparatos de seguridad hancuestionado ese plazo, que consideran 'irrealista' teniendo en cuenta las capacidades de Boko Haram.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora