Al menos 32 personas murieron y 84 resultaron heridas, y 12 de ellas se encuentran en estado crítico, este viernes cuando un kamikaze se hizo explotar en medio de la multitud al cabo de un partido de fútbol al sur de Bagdad, según informaron agentes de seguridad.
El partido había concluido y 'estaban entregando el trofeo a los ganadores cuando el atacante se hizo explotar en medio de la multitud', dijo un capitán de policía del poblado de Al Asriya, cerca de la ciudad de Iskandariya, la cual se encuentra a unos 40 kilómetros de Bagdad.
El alcalde Ahmed Chaker murió en el ataque, informó por su parte una fuente del hospital de Iskandariya. 'El alcalde murió en el hospital por las graves heridas que sufrió durante la explosión', dijo el médico.
'El suicida se abrió paso entre la multitud para acercarse al centro y se hizo explotar en el momento en que el alcalde estaba dando los premios a los jugadores', dijo Ali Nashmi, un testigo de 18 años.
Otro testigo, Haidar Kadhem, de 20 años, que salió ileso del ataque, dijo que hubo una 'enorme explosión' y que después sólo 'había caos'. 'La mayoría de los asistentes eran jóvenes, yo los veía huir por el campo de juego pidiendo ayuda', indicó.
Una fuente hospitalaria precisó que el ataque tuvo lugar hacia las 19 local (16:00 GMT). Iskandariya, a 40 kilómetros al sur de Bagdad, es un pueblo en el que conviven sunitas y chiítas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora