El Senado sancionó anoche la ley que convalida el DNyU (Decreto de Necesidad y Urgencia) que emitió el Ejecutivo para adherir al régimen nacional de fomento para uso de las fuentes renovables de energía.
La Cámara alta también sancionó la ley para que la Provincia adhiera al régimen de blanqueo de capitales, establecido a través de la ley nacional 27.260.
Con estas normas, que fueron aprobadas por el oficialismo en las dos cámaras de la Legislatura, el Gobierno salteño apuesta a la atracción de inversiones para la generación de energía y el desarrollo de proyectos productivos.
Ahora Salta ingresa formalmente al Programa RenovAr como destino de licitaciones.
El Ministerio de Energía y Minería nacional ya lanzó una convocatoria abierta, nacional e internacional, para contratar energía eléctrica de fuentes de generación renovables.
Esta acción se concretó en mayo pasado a través del Programa RenovAr -Ronda 1-.
Potenciar proyectos vinculados al uso sustentable de energías no convencionales, a partir del uso de fuentes renovables, requiere previsibilidad y garantías temporales para su desarrollo y ejecución.
Así fundamentó el apoyo del oficialismo el senador del PJ por General Gemes y titular de la comisión de Minería y Recursos Naturales, Rubén Lávaque, quien citó a los departamentos de Cafayate y de Los Andes como zonas donde se invertirá en materia energética.

Blanqueo de capitales

Durante el debate por el blanqueo de capitales, el titular de la comisión de Economía, el senador del PJ Diego Pérez, repitió los fundamentos que envió el Ejecutivo.
En esta línea, remarcó que se otorgarán beneficios impositivos a quienes decidan invertir en esta provincia.
El bloque de la UCR apoyó las dos leyes de adhesión, pero sin emitir postura.
En tanto, Gabriela Cerrano del PO votó en contra, subrayó que "Salta arma su propio blanqueo de capitales" y dijo que si los trabajadores pagan sus impuestos, ¿por qué hay que perdonar a los evasores?".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora