Los cazadores no salían de su asombro al ver una y otra vez al gigantesco animal que mataron en una granja de Venus, área central de Florida. Según declaraciones de Blake Godwin, guía de caza del lugar, el reptil recibió un certero disparo de Lee Lightsey, dueño de la granja. "También descubrimos restos de ganado en el agua, por lo que determinamos que estaba atacando a nuestros animales que se acercaban a tomar agua", narró a la cadena Fox 13.
Sin embargo, la mayoría de reacciones en Facebook fueron negativas, mostrando el desacuerdo por matar animales en su hábitat natural.
COCODRILO2.jpg
El reptil medía 4,5 metros de largo, según las mediciones iniciales, y la muerte fue celebrado por los presentes. Mason, de 9 años, hijo de Ligthsey, posó sonriente con el cadáver. Posteriormente, el resto de cazadores se retrataron. "Dejen de mostrar a los animales como un trofeo", reclamó uno de los comentarios.
Por su parte, el perfil de Facebook del establecimiento comentó: "Tuvimos el placer de hacer una cacería guiada esta mañana ¡y matar al cocodrilo salvaje más grande que hayamos cazado! Felicitaciones a Chris y Derek por su monstruo".
El cuerpo será enviado a especialistas para determinar su tamaño exacto. Según los registros, el récord actual es de 4,3 metros, medido en noviembre del 2010.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora