*

Atraparon al supuesto homicida de un joven de 15 años en Orán
Después de un mes y ocho días, cayó detenido David "Pepi" Araujo, el hombre acusado de matar a Javier Roldán en una pelea entre bandos ocurrida el 15 de noviembre en la calle Los Constituyentes y pasaje Sargento Cabral del barrio Taranto enOrán. Desde esa trágica jornada, el hipotético asesino del joven de 15 años logró burlar la seguridad local y llegar hasta el vecino país de Bolivia. Fue interceptado por uniformados del Comando de Frontera de ese país, expulsado por indocumentado y capturado por personal de la Brigada de Investigaciones de Orán el lunes, a las 22, en el puente internacional en Salvador Mazza.
Luego de la gresca en Orán, dejando el triste saldo de un menor sin vida, el personal de investigación de esa ciudad abrió una intensa búsqueda. Desde un primer momento sospecharon que Pepi se había instalado en la capital salteña. Datos aportados condujeron la búsqueda hacia esta ciudad. Los efectivos seguían los pasos del presunto homicida, quien estuvo detenido en villa Las Rosas por robo calificado. Ese antecedente hacía suponer que el hombre podía permanecer escondido en algún lugar, amparado por contactos del ambiente delictivo.
En el medio de la búsqueda, familiares, amigos y vecinos de Javier Roldán marcharon hacia la casa de la madre del ahora imputado y trataron de hacer justicia por mano propia. La humilde vivienda, en gran parte de madera, quedó reducida a cenizas. El malestar por la muerte del joven, quien formó parte de las inferiores de fútbol del club Gimnasia y Tiro, los condujo a pergeñar una violenta acción. Mientras, Pepi Araujo seguía prófugo.
Zona de chalanas
Siguiendo los huellas del delincuente, valiosos datos llegaron a manos del personal de la Brigada oranense. Luego del trágico hecho en el barrio Taranto, Araujo habría estado unas 48 horas en la provincia y consiguió refugiarse en el vecino país. Una persona cercana al sospechoso señaló que lo vieron pasar por la zona de las chalanas en el límite entre Argentina y Bolivia. Comenzaba a consolidarse la investigación.
El gran trabajo en conjunto entre los investigadores salteños y uniformados bolivianos hizo que David Araujo cayera detenido. Previo a individualizarlo y tras recibir información de la Brigada de Orán, el Comando de Frontera siguió los pasos del acusado con personal que se disfrazó de civil -vagabundos- hasta entablar contacto con Araujo. Fue así que previo a instalarse en una pensión del barrio San Antonio de Bermejo, lograron su demora.
Sin documentación que acreditara su estadía en el vecino país, el imputado fue expulsado de Bolivia. El lunes, cerca de las 21.30, fue trasladado hasta el puente internacional donde lo entregaron a los policías argentinos con asiento en el norte del país, fue detenido a las 22 del lunes. Otro de los datos que ayudó a la detección del prófugo aportado por los sabuesos de Orán al Comando de Frontera boliviano fue el tatuaje que tiene Araujo en uno de sus brazos.
Intervino en el caso el juez de Garantías número 2, junto a Araujo también están detenidos Jesús Alejandro Puentes, Eduardo Marcelo García, Luis Ruiz y una menor de 15 años, a quienes se le imputó de delito de coautores del homicidio del joven Javier Roldán. El joven de 15 años fue ultimado el 15 de noviembre en el barrio Taranto, luego de un enfrentamiento entre grupos disidentes. Según testigos directos en el hecho, en medio de la disputa Pepi Araujo levantó violentamente a su víctima por atrás y le aplicó una brusca puñalada en el pecho. Lesión que terminó provocando la muerte del joven.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...