El mexicano Adrián González, primera base de los Dodgers, iba a atrapar la pelota con su mano derecha cuando Keith Hartley le ganó de mano y la bola quedó en su mano con el pequeño Isaac en su brazo izquierdo. Por la acción, el estadio la ovacionó.
Sin embargo, la atrapada de Hartley no sirvió para nada: los jueces decidieron que fue una interferencia al desarrollo normal del juego y determinaron volver a atrás y repetir la acción, ya que Adrián González tenía muchas chances de agarrarla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿A cuál de los dos le tenés más fe para esta temporada del Federal A?

A Juventud Antoniana
A Gimnasia y Tiro
A ninguno de los dos
ver resultados

Importante ahora

cargando...