Tras la audiencia por un amparo que planteó contra la comuna el vecino de Campo Quijano, Héctor Barboza, finalmente llegaron a un acuerdo. En su presentación, pidió que se ordene al municipio el cumplimiento de las normativas respecto de la protección del medio ambiente, en particular en lo referente a la disposición y vertido de residuos sólidos y líquidos cloacales que contaminarían el río y zona de influencia, cercana a su casa.
En la audiencia informativa, encabezada por el juez Claudio Fernández Viera, participaron también autoridades del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable provincial.
Por el acuerdo, el municipio solicitará asistencia técnica a la Secretaría de Ambiente en la gestión de residuos sólidos urbanos, cuyo plan deberá tenerlo en 30 días y se comprometió a mantener el contrato con la Municipalidad de Salta para la disposición final de los residuos en el vertedero San Javier. Además, la Municipalidad de Campo Quijano se comprometió a presentar en 10 días hábiles un plan de acción que indique el tratamiento que dará a los líquidos cloacales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia