La construcción del barrio 20 Viviendas quedará finalizada el próximo 2 de noviembre. Así lo informaron desde la comuna de Rosario de la Frontera.
La construcción presentaba un avance del 90% cuando los trabajos se paralizaron, hace un año aproximadamente. Esto se debió a inconvenientes con la empresa Gavinor SRL, a cargo de la obra.
Desde entonces, los reclamos de los beneficiarios se multiplicaron ante la falta de respuestas sobre una posible fecha de entrega de las viviendas, sin respuestas hasta el momento.
"Hace más de un año que las casas están prácticamente terminadas. Solo faltaban algunos detalles y la ausencia de compromiso de una empresa privada hizo que esto se demore en el tiempo", dijo a El Tribuno el intendente de Rosario de la Frontera, Gustavo Solís.
Muchos de los vecinos, ante la incertidumbre, recurrieron nuevamente a la comuna en busca de alguna solución.
"Muchos beneficiarios de las primeras 20 unidades se acercaron al municipios para tener alguna respuesta sobre este tema. Desde hace unas semanas estamos trabajando con el IPV para agilizar el traspaso de obra y algunos detalles que quedaban y que la empresa constructora a cargo no realizó", expresó el intendente.
Solís se mostró optimista sobre la futura entrega de las casas y agregó que el 2 de marzo próximo estarán listos todos los detalles vinculados con la provisión de agua, la apertura de calles y la limpieza del predio en general.
"El servicio de agua potable ya está funcionado óptimamente, por lo que se espera que a la brevedad haya novedades de la fecha de entrega de las viviendas. Desde la comuna estamos en contacto con la Provincia para determinar cuándo será la entrega de las viviendas".

Las obras
El barrio comenzó a construirse en 2013, primero se iniciaron los trabajos de 20 unidades habitacionales y luego se continuó con las restantes 52 hasta completar las 72 casas.
El 5 de septiembre de 2014 en el complejo deportivo se efectuó el acto del sorteo de las primeras casas.
Las 20 Viviendas limitan con el barrio Juan Perón y Parque, mientras que las restantes colindan con el barrio Santa Clara y Nuevo Hogar.
Desde entonces, los beneficiarios del sorteo están a la espera de poder hacer realidad el sueño de la vivienda propia, sin ninguna respuesta hasta el momento.
Es el caso de Irma Noemí Aguilera Mónico (53), quien desde hace más de 20 años alquila una casa.
Irma es madre de un hijo de 21 años y, además, padece una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, por lo cual depende de un tubo de oxígeno que se convirtió en su inseparable compañero.
"Me inscribí en el IPV y gracias a Dios fui una de la beneficiadas del sorteo. Luego del mismo, en octubre pasado, recibimos un cupón de pago para abonar un anticipo de $5.000. Nos dieron un plazo de 72 horas. Yo y otras tantas familias hicimos el esfuerzo para reunir el dinero, puesto que las casas iban a entregarse a fines del 2015. Ojalá que ahora sea diferente", aseveró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora