Los bloques que lideran Diego Bossio y Sergio Massa, el kirchnerismo y el socialismo se unieron para firmar un dictamen de mayoría sobre una ley para prohibir los despidos durante dos años, y dejaron al oficialismo en soledad con un despacho de minoría, en lo que fue una demostración de fuerzas de la oposición en la Cámara de Diputados.
Tras un tenso debate de tres horas en la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara Baja, los bloques Justicialista, del Frente para la Victoria-PJ y del massismo, junto al socialismo y otras bancadas, firmaron el dictamen del proyecto que establece la prohibición de despidos entre el 1 de marzo de este año (retroactivo) y el 31 de diciembre de 2017.
Los despidos que se produzcan durante ese período en que rija la denominada emergencia ocupacional deberán ser resarcidos con la doble indemnización.
El oficialismo, en contra
Los diputados del oficialismo, encabezados por el macrista Daniel Lipovetzky, firmaron un dictamen de minoría, en el que se suspenden las cesantías y desvinculaciones si "la tasa de desocupación elaborada por el Indec resulta superior al 10%".
La última cifra de desempleo difundida fue del 5,9% para el último trimestre del año pasado y, según estimaciones privadas, aumentó medio punto porcentual en lo que va de este año.
El presidente de la comisión de Legislación Laboral, Alberto Roberti (Bloque Justicialista), defendió el proyecto de la oposición al señalar que es "de carácter preventivo", y que la ley no se aplicará si, como señala el oficialismo, las condiciones económicas del país mejorarán en los próximos meses, porque no se producirían despidos.
"Este proyecto seguirá su curso e irá a la comisión de Presupuesto y Hacienda (que preside el macrista Eduardo Amadeo), que tiene varias alternativas, entre ellas, no tratarlo nunca", advirtió Roberti y trascartón señaló: "Los que confronten esta iniciativa o la veten se deberán hacer cargo".
El diputado del bloque de Bossio le reclamó al oficialismo atender la situación laboral del país y discutir la iniciativa al señalar que en la Cámara de Diputados "no se trata de 162 opositores versus el resto del oficialismo".
En cambio, Lipovetzky sostuvo que "la situación no es la misma que en 2001", y defendió el dictamen de minoría al afirmar que "si sigue aumentando la desocupación, se activará la doble indemnización".
El proyecto de Cambiemos prohíbe los despidos por un año, de marzo de 2016 y al mismo mes del año que viene, mientras que el dictamen de la oposición fija el plazo de vigencia de la emergencia ocupacional de marzo a diciembre de 2017, inclusive.
¿Renovación automatica?
El proyecto de la oposición que declara la prohibición de los despidos establece que los contratos de trabajo en el Estado que venzan serán renovados "automáticamente" hasta el 31 de diciembre de 2017, fecha de caducidad de la denominada "emergencia ocupacional".
"Quedan prohibidas las cesantías o desvinculaciones dispuestas por el Estado empleador, incluso sociedades del Estado, sociedades anónimas con participación estatal y/o entes públicos no estatales", dice el proyecto en su artículo 4§, y agrega: "En los casos del vencimiento del plazo de los contratos, los mismos serán renovados automáticamente hasta la fecha de caducidad de la emergencia laboral".
El texto unificado es un condensado de iniciativas presentadas por los kirchenristas Silvina Frana, Jorge Barreto, Alejandro Abraham, Adrián Grana, Lucia De Ponti y Abel Furlán; los peronistas dialoguistas Alberto Roberti, Facundo Moyano y Oscar Romero; la referente de Libres del Sur, Victoria Donda Pérez; los trotskistas Néstor Pitrola y Myriam Bregman.
El proyecto declara que la ley tendrá "efecto retroactivo al 1 de marzo de 2016 y tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2017", y que se aplica "a todos los trabajadores que presten servicios tanto en el ámbito público como privado, en todo el territorio nacional".
"Quedan prohibidos los despidos sin justa causa dispuestos por los empleadores en el ámbito privado", agrega la iniciativa opositora.

Triaca rechazó el proyecto antidespidos

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, rechazó los proyectos parlamentarios de la oposición para prohibir despidos, al advertir que "no ayudan en este momento a mejorar la empleabilidad de la gente", al tiempo que abogó por "mejores alternativas para generar más empleo".
"Tenemos que proponer mejores alternativas para mejorar la empleabilidad", sentenció el funcionario, quien sostuvo que el Gobierno está "haciendo todos los esfuerzos para sostener el nivel de empleo y para generar nuevos puestos", luego de una reunión de Gabinete en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
Consultado sobre la iniciativa de algunos sectores de la oposición para prohibir los despidos, Triaca dijo: "Los proyectos que están presentándose en el Senado y en Diputados no ayudan en este momento a mejorar la empleabilidad de la gente".
"Tenemos que proponer mejores alternativas para generar más empleo, en los últimos cuatro años no se generó empleo, ni hemos crecido como economía, y por supuesto que eso se refleja en la negociación paritaria", sentenció. E indicó: "La buena noticia de haber cerrado el capítulo con los holdouts nos da la alternativa de que haya inversiones, y que éstas se traduzcan en empleo".
"Estamos en un momento de dificultades, de transición hacia un momento que creemos que se será mejor, pero en esa transición hay mucha gente que necesita una mano, y es ahí donde están todos los esfuerzos del Gobierno", consideró.
Finalmente, dijo: "Sabemos el esfuerzo que le estamos pidiendo a los argentinos, pero sabemos que es el camino correcto, y creemos que las fuerzas políticas en el Congreso comprenden esta dinámica, y nos van a acompañar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia