Axel Kicillof es uno de los dirigentes políticos que más poder tuvo en la última etapa del cristinismo. En sus manos estuvieron decisiones trascendentales como el manejo de la economía, la estatización de YPF y la administración de la política energética. La semana pasada había sido noticia por protagonizar una tensa entrevista con Nelson Castro en televisión que tuvo amplia repercusión en las redes sociales. El exministro de Economía concedió ayer un reportaje exclusivo a El Tribuno en donde cuestionó la medición de pobreza realizada por el Indec. El funcionario desmintió que su gobierno haya negado la pobreza y admitió "tal vez" se expresó "de la forma no más feliz" cuando señaló que la medición de pobreza era estigmatizante. Consultado sobre las deudas pendientes de su gestión, Kicillof reconoció que "había cosas que estaban muy bien y cosas que había que mejorar, por ejemplo la situación social". Sobre las denuncias de corrupción que pesan sobre el kirchnerismo, el diputado nacional aseguró que "el que roba tiene que ir en cana sea macrista, kirchnerista o de donde sea". "Macri aún no tomó ninguna medida que no fuera para hacer crecer la pobreza, ha puesto una fábrica de pobreza", concluyó.
¿Qué análisis hace de las cifras del Indec que ubican a la pobreza por encima del 32 por ciento?
En primer lugar, hay grandes críticas a algo que es un hecho: esta metodología de medición de pobreza es la primera vez que se usa y todo el mundo sabe que sobrestima la pobreza. Hay una cuestión metodológica que el Indec no explicó pero no es el mismo indicador que se usó incluso antes de 2006, cuando nadie cuestionaba el Indec. Hay un tema de sobrestimación que hay que analizar porque midiendo la pobreza en cualquier período con este indicador daba 10 o 15 puntos más. Como todas las estadísticas por ingreso, que definen el precio de una canasta, si tu ingreso está por debajo de eso sos pobre y si está por encima no sos pobre. Esto Macri lo cambió sin siquiera hacer una nota metodológica de que iba a usar una nueva definición de pobreza. En segundo lugar, llama mucho la atención porque esto implicaría que uno de cada tres argentinos son pobres y hasta ahora el gobierno de Macri venía diciendo que con el kirchnerismo la gente vivía demasiado bien. Lo dijo (Gabriela) Michetti, lo dijo (María Eugenia) Vidal, así que se pongan de acuerdo, o eran todos pobres o vivían demasiado bien.
Al kirchnerismo le endilgan que supuestamente negaba la pobreza...
Nosotros no es que negáramos el fenómeno de la pobreza, porque la Asignación Universal por Hijo la sacó nuestro gobierno para atender problema de acceso a los bienes básicos. Lo mismo la Asignación por Embarazo, lo mismo el plan de inclusión jubilatoria, el Progresar, etc. El tema de la pobreza es que nosotros hacíamos cosas para eliminarla. El gobierno de Macri aún no tomó ninguna medida que no fuera para hacer crecer la pobreza, ha puesto una fábrica de pobreza porque la devaluación genera más pobreza, el tarifazo genera más pobreza, la apertura de la economía genera más pobreza, el desempleo genera más pobreza. Las transferencias que ha hecho Macri son enormes, pero a Paul Singer, a los sojeros, a las mineras y a las petroleras, que son sectores que no están incluidos en ese presunto 32 por ciento. A esta altura del partido, lo importante es que ponga manos a la obra y que se deje de buscar culpables. Si esto le preocupa a Macri, mi recomendación es que suspenda el tarifazo y reabra las paritarias
Hasta el momento ni siquiera existía un índice de pobreza, ¿no ve positivo al menos que ahora exista?
Había muchísimos índices de pobreza, algunos del Indec que a muchos no les gustaba, y otros privados: todos marcan lo mismo, un crecimiento fuertísimo de la pobreza en los últimos diez meses.
Usted dice que con el nuevo índice la pobreza está sobrestimada, ¿entonces de cuánto es?
Ahí está el problema. Nosotros medíamos desigualdad, que mejoró. La pobreza por ingreso tiene este problema que estaba diciendo. Nosotros estábamos trabajando para hacer un índice por ingreso basado en nuestro IPC nacional, que lo discontinuó Macri. Eso lo estábamos haciendo con los organismo más prestigiosos del mundo. Yo no tengo un número según nuestro último índice, pero la estimación de pobreza por ingreso es siempre cuestionable y por eso hay muchos países que la han dejado de medir. Independientemente de eso, el problema no es principalmente medirlo, sino en vez de hablar, trabajar y tomar medidas. En las elecciones ya hablaban de este mismo número, pero desde que (Macri) llegó solo pudo aumentar la pobreza. Por supuesto que podríamos ir a una discusión más técnica. Hay que trabajar para que no haya desempleo, por primera vez en muchos años la inflación le ganó al salario, duplicó a las jubilaciones y a la Asignación.
¿Sigue pensando que las mediciones de pobreza son estigmatizantes?
Lo que quise decir es lo que te acabo de decir a vos y no te pareció agresivo. El que gana más de $12501 no es pobre y el que gana $12499 es pobre. Tenemos un indicador que toma tu ingreso y te dice si sos pobre o no nos pobre, no toma cómo está tu casa, cuáles son tus perspectivas y cómo funciona tu economía real. En ese sentido dije lo que dije, tal vez me expresé de la forma no más feliz. Esto es muy contradictorio con lo que Macri le dijo a los inversores internacionales, que era el mejor país, con la menor desigualdad, etc. ¿No es un poco contradictorio con que un tercio de los argentinos son pobres? El problema no es lo que Macri dice sino lo que hace, que es todo en contra para bajar la pobreza. Macri, además de crear un índice muy cuestionable que sobrestima la pobreza, quiere borrar estos diez meses porque hizo todo lo contrario de lo que prometió en la campaña. En mi rol de oposición, lo único que hago es pedirle a Macri que cambie el plan económico.
Más allá de estos nueve meses, ¿qué responsabilidad cree que tuvo usted en la crisis económica que hoy vive el país?
Había cosas que estaban muy bien y cosas que mejorar, por ejemplo la situación social. No hay ningún país de nuestra región en el que la pobreza no sea un fenómeno. Nosotros hicimos el Ahora 12, Precios Cuidados, Progresar, Procrear, todos planes que tomamos para los sectores que menos tenían. Nosotros seguimos trabajando para aliviar la situación de los que menos tienen. A mi me parece que si habían cosas que no se habían concluido o estaban mal, Macri prometió que lo que estaba bien seguía y lo que estaba mal mejoraba. La verdad es que todo lo que estaba bien lo viene destruyendo y lo que estaba mal lo viene empeorando. El problema no es quien tiene la culpa, yo cada día del gobierno me preguntaba qué es lo que estaba mal y hacía algo para tratar de mejorarlo. Las medidas de Macri van en sentido contrario, endeudarse, pagarle a los buitres, la lluvia de inversiones, el segundo semestre. Tomo por ejemplo la medición de la UCA.
¿Ustedes siempre criticaron la medición de la UCA, ahora les parece buena?
La sigo criticando, porque me parece que sobrestima la pobreza, pero no digo que sea deshonesto. Lo que sí es indudable es que la pobreza creció, según los números de la UCA de 29 a 34 y pico, creció 20 por ciento la pobreza según la UCA, es un montón para diez meses. Eso fue en abril, ya habían pasado cuatro meses. Le pido al gobierno que tome medidas para los que menos tienen. Macri se queja y habla de la herencia pero ya va casi un cuarto del mandato. ¿Faltaba industrializar? Sí, faltaba industrializar; Macri lo que hizo fue abrir las importaciones, está destruyendo a las Pymes. Eso no es lo que Macri dijo en campaña. Macri dijo que vamos a vivir la revolución de la alegría, que le llegó solo a Paul Singer y otros pero no a la gente.
Mucha gente dice: "Estamos así de mal en Argentina porque en el kirchnerismo se robaron todo". ¿Qué les responde?
Yo, por lo menos, no me llevé ni una goma de borrar. Yo pienso que todos los que son denunciados, más allá de los partidos a los que pertenezcan, tiene que ser investigados rápidamente, llegar a una solución y definirlo. Digo esto porque ahora surgieron el caso de las bolsas de Michetti, el caso de (Fernando) Niembro, el caso de (Néstor Grindetti), el caso de los Panamá Papers, son muchos casos. Yo lo que quiero decir es que el riesgo que tenemos si la justicia no investiga rápido es que van a estar todos sospechados y nunca se va a saber. Y el que haya cometido un delito tiene que ir en cana, directamente. El que roba tiene que ir en cana sea macrista, kirchnerista o de donde sea. También hay muchos denunciados adentro de la justicia. Estamos armando un lío con este tema donde me parece que Macri y su familia tuvieron vinculaciones con Rousselot, Gros y el contrabando de Sevel. Ahora tenemos otro programa económico, un programa que es liberal, de endeudamiento. Yo no se si cuando toman deudas con los bancos las comisiones se las quedan o no se las quedan como en el Megacanje. Si hay una denuncia que se investigue, el problema es que están endeudando el país por tres generaciones más. Los únicos éxitos que tiene es que consiguen guita afuera, y para mi eso no es un éxito. Que vuelva el FMI y te de la palmadita no es un éxito, la palmadita es volver al 2001. Nadie tuvo un aumento salarial mayor al 15 por ciento y la inflación acumulada de estos diez meses la ubican en el 30 por ciento según la Ciudad de Buenos Aires. Es una caída muy fuerte, tienen que hacer algo rápido. Si quieren que los acompañemos en el endeudamiento y en la apertura de la economía, no lo vamos a hacer.
¿Cristina será candidata en 2017?
Yo he visto encuestas que hablan que Cristina tiene prácticamente mejor imagen positiva que Macri, pero las listas aún no se conocen. No sabemos si cuál será el candidato del Pro, no sabemos si (Sergio) Massa va a ser candidato y queremos saber ahora si Cristina será candidata. Esa decisión se irá tomando. yo por lo pronto estoy recorriendo el país. En el momento actual que hay muchos medios de comunicación muy oficialistas, es muy importante mostrar lo que pensamos. Hay muchos diarios que dicen que todo es culpa del gobierno anterior, pero van diez meses de este gobierno. Cuando Néstor Kirchner asumió no se tomó diez meses para beneficiar a los que menos tenían. Son gobierno, tiene que gobernar. No es que no hayan hecho cosas, las hicieron pero para los que más tienen. Por eso vana la Rural hay puras sonrisas y cuando van a los barrios no pasa lo mismo. Cuando van al mini Davos, amor y felicidad, pero la revolución de la alegría se la prometieron a sus votantes, que no son los del mini Davos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nestor  Leites
Nestor Leites · Hace 2 meses

El dia que los peronistas se hagan cargo de las macanas que hicieron recien este pais va a levantar cabeza

oscar  fabian
oscar fabian · Hace 2 meses

Este Esperpento aun no se dio cuenta que ya no esta en e poder y no puede seguir con el relato , delirium tremens tiene este impresentable.Lo peor es que alcahuetes que estan incluidos entre los argentinos pobres lo defienden .

Walter LUNA
Walter LUNA · Hace 2 meses

A Juan Ruiz: sería excelente, pues este sujeto no podría hablar más en la Cámara de Diputados, ni votar levantando la mano.

Anonimo anonimo
Anonimo anonimo · Hace 2 meses

La nada misma señores...!!

Juan Ruiz
Juan Ruiz · Hace 2 meses

Hay que cortarle la lengua y las manos.-


Se está leyendo ahora