Varias familias del paraje Madre Vieja, de General Güemes, en el límite con Jujuy, y que fueron afectadas por las inundaciones registradas este fin de semana, recibieron numerosas donaciones.
Se trata de unas 20 personas que debieron permanecer alojados un día en el complejo polideportivo local.
La gran mayoría de las familias vive en un asentamiento y perdieron todo, por lo que la comunidad local se movilizó para recolectar donaciones.
A raíz de la tormenta registrada el pasado viernes, los vecinos decidieron autoevacuase ante el avance de las aguas y se refugiaron en una escuela ubicada al frente del asentamiento.
A este establecimiento recurren cada vez que la lluvia inunda el terreno donde levantaron sus precarias viviendas.
Si bien el agua abandona rápidamente el sector, deja a su paso un verdadero lodazal.
"Ese asentamiento no es un lugar habitable, los vecinos fueron advertidos, en varias oportunidades, de los riesgos que corren al permanecer allí. Los gobiernos anteriores no tomaron las medidas correspondientes e incluso les pusieron la luz. Con mi equipo de trabajo estamos analizando qué obras se pueden realizar en la zona para evitar nuevas inundaciones", dijo la intendenta de General Gemes, Alejandra Fernández.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora