Mediante un comunicado escrito, el sindicato que agrupa a los trabajadores del Ingenio San Martín del Tabacal informó que decreta un paro de actividades, de cuatro horas por turno, día de por medio, con asistencia a los lugares de trabajo, desde el 3 de diciembre y por tiempo indeterminado.
En buen romance, lo que el gremio azucarero está haciendo es poco menos que anunciar una nueva suspensión de zafra, dado que parar cuatro horas por turno, día de por medio, significa hacer imposible la prosecución de la cosecha de manera normal.
Es necesario recordar al respecto que la zafra ya estuvo paralizada por espacio de 75 días al comenzar la temporada, y que solo fue posible reanudarla luego de una mediación del obispo de Orán, Gustavo Zanchetta, a la que asistieron funcionarios del Gobierno salteño. La causa esgrimida ahora por los sindicalistas son los descuentos que la empresa está practicando a los empleados temporarios, correspondientes a los adelantos de sueldo otorgados oportunamente.

Otro tema sin resolver

En este punto cabe señalar que en los acuerdos arribados en su momento, el tema de los descuentos de los adelantos quedó por resolverse en futuras negociaciones. Pero hasta la fecha no se lograron avances en este ítem, dado que la paritaria continúa, la zafra se acaba y la empresa no está dispuesta a regalar el dinero adelantado a los temporarios.
De esto se agarra el gremio para anunciar un paro de tareas, acusando a la empresa de estar descontando el total de los haberes a esos obreros, lo que no se compadece con la realidad, dado que solo es el 25%.

Argumentos de la empresa

Desde la parte industrial se acusa a su vez a la representación gremial en la paritaria, de no haber presentado ni una sola proposición para los temas pendientes de consenso, como es el caso de los descuentos aludidos en este conflicto.
Para poder comprender lo complejo de la negociación, hay que considerar, además, que la reanudación de la zafra se logró en base a promesas conjuntas. Por ejemplo, había que hacer todo el esfuerzo posible para lograr una meta de 1.800.000 toneladas para Navidad, meta que fue reconsiderada a la baja hasta las 1.750.000 toneladas, como consecuencia de las tormentas registradas en la zona, lo que significó días sin poder entrar a los rastrojos. Y de acuerdo a estas metas se efectuarían los descuentos de los adelantos.
Lo que la empresa afirma que está respetando a rajatabla y el gremio desmiente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora