*

Báez acusó al juez Casanello de una "venganza popular"
El empresario Lázaro Báez acusó ayer por escrito al juez Sebastián Casanello de llevar adelante una "venganza popular" en su contra, a raíz de su detención y los allanamientos en sus propiedades.
Fuentes judiciales informaron que el empresario embistió en duros términos contra el juez que actúa en la causa y también contra el fiscal federal Guillermo Marijuan, quien estuvo al frente de los operativos judiciales que se llevaron a cabo en Santa Cruz.
Báez sostuvo que Casanello llevó adelante una "venganza popular", a raíz de los allanamientos, la detención en el penal de Ezeiza y lo que considera la afectación de sus derechos y garantías.
En ese sentido, el santacruceño le apuntó a Casanello por haber ordenado medidas para certificar los dichos del ahora "arrepentido" Leonardo Fariña, y reclamó que haga lo mismo respecto a él.
Báez remarcó además que ninguno de los jueces que lo investigó siquiera lo llamó a indagatoria y, tras reconocerle al magistrado saber de derecho, aseguró que si se hiciera una consulta a distintos jueces, ninguno hubiese dispuesto su detención.
Lázaro Báez, detenido hace un mes en el marco de este expediente, permaneció durante poco más de media hora en el despacho del magistrado, en el cuarto piso de los Tribunales Federales de Comodoro Py, y se limitó a presentar un escrito y negarse a responder preguntas.
Austral recibió cheques
El empresario -además- negó ser el dueño de la sociedad suiza Helvetic Services Group pero admitió que su empresa Austral Construcciones recibió cheques provenientes de esa sociedad suiza por un total de casi 209 millones de pesos.
Así lo afirmó, consignaron fuentes judiciales, en el escrito que presentó ayer a la mañana ante el juez federal Sebastián Casanello en el marco de la ampliación de su indagatoria en la causa que se lo investiga por presuntas maniobras de lavado de dinero.
209 millones de pesos Ese monto recibió Báez para afrontar la licitación por la construcción de represas en Santa Cruz.
Según trascendió, en el texto, el empresario santacruceño negó todos los cargos en su contra y, en ese marco, afirmó no ser el dueño de Helvetic Services Group, la sociedad suiza que compró la financiera SGI a Federico Elaskar.
En este tramo de la investigación, el juez federal Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan buscan determinar si, a través de una posible maniobra de "autoventa o aucompra de títulos de la deuda pública" por parte de sociedad Helvetic Services Group, "se reingresó al país una suma aproximada de 33 millones de dólares". Este dinero se habría sido "insertada en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones SA".

Hoy será el turno de Martín Báez

Hoy será el turno de la ampliación de la indagatoria de Martín Báez, por la misma causa con respecto a las multimillonarias operaciones con bonos de deuda soberana argentina tendiente a reingresar al país dinero de su grupo empresario.
La otra semana se sumarán los abogados Claudio Bustos y Marcelo Ramos, y el abogado Jorge Chueco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...