El empresario Lázaro Báez aseguró que sus dichos respecto a que el extitular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray no puede explicar su patrimonio, fueron producto de solo un exabrupto cuando escuchó de boca de éste que él iba a terminar preso por evadir el pago de impuestos.
Lázaro Báez volvió a los tribunales de Comodoro Py, tras ser trasladado de Ezeiza, luego de que el miércoles prestara declaración como imputado ante el juez federal Sebastián Casanello por presunto lavado de dinero.
"Yo puedo explicar mi patrimonio, Echegaray no puede explicar su enriquecimiento", dijo Báez, luego de que el extitular de la AFIP dijera que él iba a terminar preso por evadir el pago de impuestos.
Nada para decir
Ante el juez federal Sergio Torres, Lázaro Báez dijo que su frase "fue un exabrupto".
"No tengo nada para decir sobre Echegaray", dijo Báez quien precisó que sólo lo conoce circunstancialmente.
La causa está en manos del juez Torres y el fiscal Eduardo Taiano, y en las últimas semanas se ordenó un peritaje contable a cargo de expertos de la Corte Suprema de Justicia.
Báez ingresó esposado al cuarto piso donde Torres tiene su juzgado, acompañado por media docena de personal de seguridad, entre integrantes del Servicio Penitenciario Federal y la Policía Federal.
En la audiencia estuvieron presentes el abogado de Echegaray, Mario Laporta, funcionarios de la Oficina Anticorrupción quienes son querellantes en la causa, y el fiscal Eduardo Taniano.
Al ingresar Báez, el juez le preguntó sobre su estado de salud y el empresario le dijo que había sufrido una arritmia pero que estaba medicado, y tras veinte minutos de audiencia, se retiró para ser trasladado nuevamente al penal de Ezeiza.
Desde el martes, al quedar detenido por la causa de lavado de dinero, Báez está temporalmente en el Hospital Penitenciario Central (HPC), al igual que el contador Daniel Pérez Gadin.
La denuncia contra Echegaray la hizo el dirigente peronista y empresario Juan Ricardo Mussa, quien dijo que el extitular de la AFIP incrementó su sueldo en 2.500 por ciento en nueve años y que en 2008 cobraba un doble sueldo de la AFIP y de la exONCCA (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario), de la que también fue su titular.
Luego se le sumó otra denuncia del abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, quien dijo que en su patrimonio Echegaray creció un 2.055 por ciento desde su llegada a la función pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


A Mora
A Mora · Hace 7 meses

BRUTO, se escribe "EXABRUPTO"...


Se está leyendo ahora