*

Bagayeros usan una calle para distribuir la mercadería diaria
En el barrio Catedral de la ciudad de Orán, una de las tantas fases de la actividad comercial de los bagayeros generó la reacción de los vecinos de la calle 9 de Julio.
"En reiteradas notas que se cursaron al intendente Municipal, se le hizo conocer la situación que sufrimos", coincidieron los frentistas de esa calle, en la cuadra que va desde Uriburu a 20 de Febrero.
La situación los enfrenta con los bagayeros, por lo que denunciaron el problema, pero preservaron sus nombres para evitar represalias.
"Nos sentimos afectados por lo que hacen los bagayeros, que usan esta cuadra para el armado y distribución de los grandes fardos que traen desde Bolivia. Lo hacen impunemente en las veredas. Los fardos son guardados durante las noches y madrugadas en un local que es hotel-
comedor. Luego, al mediodía, comienzan a reducir el volumen de la carga utilizando cinta de embalar y producen fuertes ruidos, además de las risotadas y conversaciones que son irreproducibles", explicaron los vecinos.
Efectivamente, toda esa actividad se realiza diariamente por unas 5 horas. Una vez reducidos los enormes bultos, los fardos más chicos son cargados en autos y camionetas prácticamente nuevos, muchos de ellos de alta gama, y según los mismos oranenses, muchos provienen de otras provincias que estacionan allí para cargar la mercadería.
Lo que queda
Cuando finaliza todo el trajín, las veredas de ambas manos quedan cubiertas de restos de cintas de embalar, bolsas de plástico, botellas vacías, cajas de vino, pañales descartables e innumerables residuos que no se disponen en bolsas sino que permanecen desparramados como un microbasural.
Los vecinos manifestaron su malestar y hasta se permitieron dudar del tipo de actividad que se hace a cielo abierto y a la vista de todos. "Es bastante raro ver el tipo de vehículos nuevos, furgones y hasta ómnibus para llevar únicamente ropa. Nos preguntamos si esto no es solo una pantalla de lo que realmente comercializan y sería muy bueno que las autoridades, de todos los ámbitos, investigaran. Es por ello que planteamos nuestro reclamo que incluye el enfrentamiento entre vecinos, las amenazas que recibimos de personas que no son de esta ciudad, sino que llegan de otros lugares.
Esta situación ya fue denunciada a la Justicia Federal, están enterados ampliamente. Pero hay otros funcionarios como el intendente y su gabinete, responsables de darnos la protección del abuso a los que somos sometidos", expresaron.
La gente va por más y aseguran que "nuestra vida diaria puede ser muy peligrosa según el contexto que nos toque, no solamente por quienes no tienen escrúpulos, sino por todos aquellos que tranquilamente ven lo que pasa sin hacer nada, en especial aquellos que tienen el deber y el compromiso legal, político y judicial para actuar, en beneficio de todos, pero que en realidad se manejan con indiferencia total", concluyeron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...