Respecto de la soja en particular, Ignacio Lupión, presidente de la Sociedad Rural Salteña, evitando ahondar en los valores que tendría que alcanzar el dólar para hacer rentable la actividad manifestó que, fundamentalmente, el sector necesita de reglas claras y a largo plazo. "Las primeras señales del presidente electo, Mauricio Macri, son muy buenas. En los últimos años nos desacostumbramos a que se haga lo que se dice", dijo.
El dirigente del campo aclaró: "Con bajar cinco puntos a las retenciones por año no se soluciona la problemática. El tema va más allá. No es lo mismo la rentabilidad de un productor cercano al puerto a nosotros que tenemos que trasladarla desde el NOA, por eso el tema del flete es uno de los puntos vitales. Se ha planteado en su momento niveles diferenciales para la soja, teniendo en cuenta este factor".
En cuanto a los bajos precios internacionales de la soja, Lupión aseguró que sin las retenciones, con variables del dólar favorables y el tema del flete resuelto, aunque el precio internacional sea bajo, la producción sería viable.
"Las expectativas de siembra bajaron considerablemente este año, pero ya se vive una situación de optimismo generalizado después de la primera vuelta (elecciones primarias), ya que se vislumbraba la posibilidad de cambiar el actual modelo que nos está quebrando, sobre todo a Salta, en los últimos cuatro años", puntualizó el titular de la Sociedad Rural. Las alternativas para los sojeros son limitadas fuera de su sector específico, ya que inclinarse masivamente a especialidades como la chía, el sésamo y el pisingallo solo produce una baja en el precio de estos productos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora