Este año los operadores comunitarios del Valle de Siancas tuvieron una destacada participación en las fiestas navideñas. Comenzando con el Papá Noel Azul repartiendo golosinas y recorriendo los barrios, el desplazamiento de los Reyes Magos con idéntica actividad y coronando su participación con un pesebre viviente que realizó una presentación en cada municipio, convocando a una multitud de fieles en cada función, quienes presenciaron una representación muy bien lograda en el atrio de cada parroquia. Pero todo este trabajo, que solo es un cierre de una planificación anual, tiene un sentido mucho más profundo en lo social, apunta a lograr el acercamiento de las familias, ganar su confianza y colaborar con sus problemas: "Todo esto es lo que se ve de un trabajo casi teatral que montamos con mucho esfuerzo, pero lo que no se ve es para nosotros mucho más importante, se trata de lograr el acercamiento de familias en conflicto", expresó el suboficial Antonio Pistán. Que los padres de chicos con problemas de conducta o cualquier otro familiar, que una joven víctima de violencia o un adicto a drogas se acerquen en busca de ayuda a un destacamento policial es muy poco probable, es mucho más factible que el personal destinado a realizar prevenciones pueda acercarse a ellos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora