El cruce entre el sector empresario y el Ministerio de Producción frente al manejo de las importaciones seguirá al rojo vivo.
La polémica empezó con el regreso de las compras al exterior "puerta a puerta" que generó una dura réplica del sector exportador, específicamente de parte de las cámaras sectoriales.
Sin embargo, el presupuesto 2017 profundiza un déficit en el comercio exterior, por cuanto el balance entre exportaciones e importaciones será de US$ 1.866 millones, destacando asimismo que este año tendrá una diferencia de US$ 646 millones a favor de las compras provenientes del exterior.
Hasta el momento, la disputa era mes a mes. En julio Argentina volvió a registrar un saldo comercial a favor de 270 millones de dólares, que contrasta con el rojo de 102 millones que había obtenido en el mismo mes del año anterior. De este modo, pese a la caída de las exportaciones, la economía logró consolidar un resultado positivo en los primeros siete meses del año de 754 millones de dólares, contra un saldo negativo del mismo período de 2015 por 585 millones de dólares.
Si bien hasta el momento el saldo favorece a los exportadores, nada se sabe qué ocurrirá con la política que fijará el Gobierno en materia de comercio exterior.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora