Un joven de 23 años recibió al menos tres impactos de bala en un caso de ajuste de cuentas aún no esclarecido, pero que tendría inmediata vinculaciones con gente que opera en la clandestinidad en el negocio de los estupefacientes.
La violencia exhibida, de tinte mafioso, se puso de manifiesto ni bien fue denunciado el caso, donde intervino personal del destacamento El Sol, primeramente, y luego, ante la envergadura del ajuste, la Brigada de Investigaciones.
Fuentes policiales revelaron ayer que no había un móvil aparente para tamaña agresión, sino una serie de hipótesis que se están siguiendo para develar el alcance de un ajuste de cuentas sin precedentes en la zona, aunque no en la provincia, que acumula ya numerosos crímenes vinculados con el narcotráfico, entre ellos sangrientos ajustes de cuenta, sobre todo en la frontera norte.
El hermetismo es total. Para la policía podría tratarse de una disputa territorial.
Para funcionarios de esa zona, muy conflictiva y donde se realizan la mayoría de las transacciones del microtráfico de drogas, se trató de una muestra de poder de los "señores" de la droga de la zona, que están imponiendo nuevos métodos en las calles periféricas y de extrema pobreza de esta capital salteña.
El informe dice que en el lugar del suceso, en el barrio 23 de Agosto, jurisdicción de villa El Sol, se halló a una persona joven con tres disparos de armas de fuego, dos en el abdomen y otro en la zona de la cabeza. El herido fue trasladado en código rojo al hospital San Bernardo, donde fue intervenido quirúrgicamente.
El estado de salud del herido y víctima de la violencia callejera anoche era grave pero estable, y se esperaba una lenta mejoría.
El herido está imposibilitado de declarar y por lo tanto la policía no pudo identificar a los agresores, aunque se sabe que hay pistas directas sobre un grupo de personas que habitan en las cercanías y que se dedican justamente al apriete de los dealer y de los consumidores en deuda.
Justamente una deuda sería el móvil de la balacera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora