Yuyos altos, aguas estancadas, líquidos que corren por los declives naturales de las calles, basura desparramada por cualquier parte son parte de una fotografía repetida hasta el hartazgo en muchos barrios de la ciudad. En ese ambiente proliferan todo tipo de alimañas, como es sabido; algunas más peligrosas que otras. Pero a los vecinos, lo que más los desvela en estos días es el hecho de tener que vivir en un ambiente propicio para la reproducción del temible mosquito Aedes aegypti, portador del dengue, la chikungunya y el zika.
En octubre, doce barrios de la zona este (Floresta, Las Colinas, San Mateo, Canillita, San Lucas, Torino, Mirador, Portal de Güemes, Constitución, Autódromo, Mitre, Lomas del Cerrito y La Angostura) decidieron formar el Consejo de Vecinos Unidos de la Zona.
El propósito fue aunar esfuerzos para buscar los mejores resultados de las gestiones ante las autoridades municipales y provinciales, sobre todo en lo que respecta a obras y servicios públicos.
Soledad Castaño, una de las referentes de este movimiento, dijo a El Tribuno que todavía no llega a los barrios de la zona este el esperado desmalezamiento. "Terrenos y baldíos siguen igual, situación que en estos días se agrava por la situación sanitaria creada por el dengue, enfermedad que acaba de cobrarse la vida de un chico de Orán; también nos preocupa el chikungunya y el zika. Estamos todos en alerta por los mosquitos, pero también por alacranes y otros animales. Se ve mucha cartelería de prevención del dengue, pero en concreto no se hace lo que se había hablado en los barrios", indicó la vecina.
La mujer recordó que funcionarios municipales estuvieron hace unos días en una reunión realizada en Centro de Integración Comunitaria (CIC )de Constitución. "Hablaron sobre proyectos e iniciativas, algunas de las cuales llegarán a la ciudad de la mano de planes nacionales, dijeron que las cosas tienen que hacerse paso a paso, que la municipalidad está en déficit, que no tienen máquinas... Hasta ahora son solo palabras, pero todos tenemos el deseo y la esperanza de que cuanto antes eso se vea materializado", dijo Soledad. Y destacó a renglón seguido: "Por lo menos ahora estamos en contacto permanente con los funcionarios y eso es muy importante porque en la gestión anterior no teníamos ni obras ni comunicación. Poder hablar con ellos es importante porque le podemos plantear problemas y hacerles ver las realidades que vivimos en los barrios".

El agua estancada

"En villa Floresta tenemos un grave problema con las aguas estancadas porque la gente no tiene la conexión a la red, sobre todo en la zona de los asentamientos donde viven más personas que en el sector viejo del barrio. Muchos vecinos hacen la limpieza de patios de acuerdo a sus propias realidades", remarcó Soledad.
"Hay que pensar -continuó- que muchos reutilizan el agua, juntan en tachos y le dan varios usos, no la tiran, entonces queda estancada entre un uso y el otro. Por ejemplo, lava frutas, lava ropa, la guarda para el baño... Es un problema muy serio. En la Municipalidad quedaron en que pasaría el camión con agua, pero estamos en lo mismo porque ni los camiones pueden entrar al barrio por el estado de las calles. Por supuesto que esta condición de las calles nos tiene aislados, no podemos tomar un remis, no entra el colectivo, ni siquiera una ambulancia llegado un caso de salud grave. El mismo y viejo problema de siempre", recordó la dirigente barrial.
Destacó que las reuniones con los funcionarios son frecuentes. "Nosotros, como Consejo barrial estamos al pie del cañón para hacer el seguimiento de las gestiones. Para eso nos agrupamos y en esa dirección trabajamos", aseguró.

Agua que baja sin control

A los vecinos de Floresta también les preocupa que, por el costado de la zona de ingreso a Floresta, el agua baja del cerro como por un paredón, se desparrama entre Floresta Norte, Velata y Constitución. "Ahí queda, entre los yuyos y las calles que ya están afectadas por las lluvias, constituyendo un doble riesgo porque nosotros tenemos que cruzar esa ruta para tomar el colectivo", advirtió Soledad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 7 meses

Los yuyos crecen por su cuenta, pero la basura es culpa de los vecinos. Si no fuesen tan sucios las cosas andarían mejor para todos.


Se está leyendo ahora