La organización Barrios de Pie bloqueó durante la mañana de ayer y hasta las 14 los accesos a la Capital Federal con ollas populares para reclamar trabajo y alimentos para los comedores comunitarios. Hubo cortes en los principales ingresos a la ciudad.
"Es la única forma que tenemos para que los funcionarios se muevan. Muchos son muy lentos para dar respuestas", dijo el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.
El reclamo principal se hizo sentir bien temprano, desde las 7, en Callao y Corrientes, donde le hicieron llegar un petitorio a María Eugenia Vidal -de viaje por Nueva York- que da cuenta del aumento de la cantidad de chicos que recurren a los comedores desde el último tiempo.
Además, denunciaron que los alimentos que reciben desde la Provincia no poseen carne ni frutas. "Los escasos $12,60 por niño que se estarían abonando a los proveedores de las escuelas no alcanzaría para brindar una nutrición adecuada", denunciaron.
Por su parte, el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano, cuestionó la protesta aunque reconoció que hubo "aumento de demanda" en comedores escolares. "Sorprende un poco este reclamo porque los planteos son sobre cosas que venimos trabajando. Hasta ayer (lunes) a las 19 hubo reuniones", señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora