Las persistentes lluvias en Metán provocan que las calles de tierra se mantengan completamente anegadas.
Son muchas las familias que sufren las consecuencias por la acumulación de barro en las arterias sin pavimentar y en las veredas que tampoco tienen baldosas.
"Los docentes hemos observado que, en las semanas lluviosas, los alumnos faltaban varios días, mientras que otros llegaban con los pies completamente mojados. Esta realidad nos convocó a iniciar una campaña solidaria", explicó la maestra Myriam Santillán, vicedirectora, del turno tarde de la escuela Juan Vucetich.
La preocupación fue creciendo en la comunidad educativa porque esta situación provoca que los alumnos no solamente pierdan días elementales e irrecuperables de clases, sino que el mantenerse con humedad en los pies les trae serios problemas de salud.

La campaña

Directivos y maestros del establecimiento, al que concurren 543 chicos en ambos turnos, denominó a la iniciativa "Basta de pies mojados", y por eso apelaron a la solidaridad de los metanenses. El nombre es elocuente, directo y refleja con total claridad lo que ocurre con los niños de muchas partes de la provincia.
"Necesitamos la solidaridad de todos los corazones sensibles de nuestra ciudad para que esta ayuda llegue a los pequeños que habitan en la zona oeste de San José de Metán. La mayoría concurren a nuestra institución educativa y en los días de lluvia deben transitar calles anegadas por el barro que, además, permanecen en ese estado durante semanas", dijeron los docentes en una nota enviada a los medios.
Las maestras hicieron un relevamiento de la situación y dijeron que los más afectados son los alumnos que residen en los barrios Los Laureles y El Jardín, ubicados en las serranías del oeste.
"Hemos hablado con las familias sobre la situación y notamos que los chicos, en la mayoría de los casos, solamente tienen un par de zapatillas y cuando se mojan faltan a la escuela", remarcó Santillán.
Por eso es que la institución está recolectando botas de goma y zapatillas de los números 25 al 39, para pequeños de ambos sexos. Las donaciones se reciben en la institución, ubicada en la colectora oeste, en la intersección de la calle Tucumán con la ruta nacional 9/34, en el acceso sur de Metán. Para colaborar también se puede llamar a los teléfonos 3876-418407 (señorita Myriam) y 3876-663624 (señorita Yoli).

Respuesta inmediata

Los vecinos y comerciantes metanenses demostraron su solidaridad y la respuesta no se hizo esperar. A la escuela ya comenzaron a llegar las donaciones de botas y zapatillas.
"Tenemos los listados de los chicos que necesitan calzado, que son muchos y se siguen sumando, porque a nuestra escuela concurren alumnos de familias de escasos recursos. Recurrimos a nuestra comunidad porque sabemos que hay muchos corazones fraternos. El papa Francisco dijo: "No te olvides de los pobres, les quiero pedir que caminemos todos juntos, cuidémonos los unos a los otros, cuídense entre ustedes", y eso es lo que nos tiene que guiar, señalaron las docentes de la institución.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora