*

Benavides, del debut a ser la gran revelación
El Rally Dakar le dio punto de partida al 2016 con su quinta visita a la provincia. Las expectativas que generó la competencia superaron a la de ediciones anteriores puesto que era el primer rally de Kevin Benavides y ya el salteño en las primeras etapa se convirtió en la gran revelación.
Fue el primer argentino en ganar una etapa de motos en toda la historia contando los años de carrera en Africa y los disputados en Sudamérica. Arriba de su moto Honda, Kevin le dio pelea a los más experimentados pilotos que tiene el duro raid y hasta pudo pelear por el triunfo.
Un error en la hoja de ruta le privó de pelear un lugar en el podio, pero el cuarto puesto fue el premio justo para ese esfuerzo que duró dos semanas.
Benavides subió cinco veces al podio y terminó cuarto en la clasificación general de la categoría reina del Dakar demostrando que es uno de los representantes de la nueva generación proveniente del enduro.
Esta actuación más la victoria en Marruecos y en el Argentino le valieron al salteño de 27 años ser nuevamente elegido mejor deportista de la provincia y ganador del Olimpia de Plata en la categoría motociclismo. Iba a ser un año redondo, más con la ilusión de volver a participar en el Dakar, pero se lesionó y no estará en la carrera que hoy arranca en Asunción.
En el último día de entrenamiento en Iquique se fracturó la mano derecha; regresó a Salta ilusionado con poder estar, pero la lesión no lo dejó. Su recuperación demandará unos dos meses. Fue un golpe duro, pero del que ya se recupera pensando en el Dakar 2018.
Una carrera atípica
La falta de un desierto donde correr tras el abrupto retiro de Perú en agosto, obligó a los organizadores a cambiar el recorrido sobre la marcha, así es que las primeras etapas fueron dignas del Campeonato Mundial de Rally, pero entre la séptima y la undécima llegarían las más dakarianas y complicadas.
Para los argentinos, esta edición será recordada como histórica porque nunca antes el podio final del Dakar tuvo a tres compatriotas: Marcos Patronelli, campeón en cuatriciclos; su hermano Alejandro, segundo en la misma especialidad, y Federico Villagra, tercero en camiones.
Peugeot también escribió un nuevo capítulo en la historia al ganar el Dakar en autos, a solo dos años de su regreso a la especialidad. El equipo galo dominó la competencia de principio a fin con sus pilotos Sebastien Loeb, Carlos Sainz y Stephane Peterhansel, quien finalmente le dio a la marca este nuevo Dakar, el primero con tracción simple y el primero desde su última victoria en 1990, en África.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...