Beneficiarios de ProCreAr buscan ganarle a la inflación

15-02-2013 - Mientras cumplan los plazos de ejecución podrán sortear las subas en los materiales de la construcción. Son casi 200 familias las que recibieron el primer desembolso.

La inflación vuela. Los precios suben a diario, y el sector de la construcción no se queda atrás. Por este motivo, las casi 200 familias salteñas que ya recibieron el primer desembolso del Programa Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Unica Familiar (Pro.Cre.Ar), tratan de acelerar la ejecución del proyecto y presentar el avance del 25% de las obras para recibir el próximo desembolso de dinero. Este es uno de los requisitos necesarios para que la entidad bancaria encargada de realizar los pagos libere el resto de los montos.

“Hay familias que ya presentaron el 50% de ejecución de la obra. Es una forma de hacer rendir el dinero”, explicó a El Tribuno, el gerente del Banco Hipotecario, Ariel Rodríguez.

Son tres desembolsos parciales los que el banco realiza en función de los avances que los beneficiarios presentan. El plazo de obra máximo son nueve meses, y en los cuatro primeros es que se exige la ejecución del 25% de la construcción.

Cada proyecto tiene un cronograma presentado por el profesional que lleva adelante la obra (arquitecto) que no obligatoriamente debe encajar dentro de los plazos estipulados, aunque se exige que se acerque lo más posible a las fechas determinadas.

Si bien la mayoría de los beneficiarios recibieron las primeras líneas de crédito durante los últimos meses del 2012, no a todos se les desembolsó el dinero simultáneamente. Las fechas varían según el día y el mes que hicieron presentación de sus escrituras. Beneficiarios

“La cantidad de familias salteñas que recibirán créditos Pro.Cre.Ar será poco más de 1.600”, expresó Rodríguez. A fines de marzo se realizará otro sorteo que incluirá a quienes se encuentran inscriptos.

Hoy son unas 150 familias salteñas cuyas carpetas están en proceso de análisis. Hay casos de familias a las que se les pidió que reformulen las carpetas para ser incluidos, porque no fueron correctamente elaboradas o no cumplían con todos los requisitos exigidos.

Rechazos

El porcentaje de inscriptos en Pro.Cre.Ar que fueron rechazados es muy baja, explicaron desde el Banco Hipotecario.

Ocurrió principalmente en los casos en los que se detectaron postulantes que tenían una vivienda a su nombre, lo cual los inhibía automáticamente de participar del programa.

Hasta el momento fueron beneficiados los que contaban con terreno.

 

Las fuentes de  financiamiento

Los créditos ProCreAr tienen un mínimo de $200.000 y un máximo de $350.000. Los beneficiarios pueden contar o no con terreno. Aquellos que ganan hasta $5.000, pueden recibir un crédito por $200.000. Los asalariados que ganan entre

$5.001 y $10.000 pueden recibir $350.000, igual que los rangos salariales $10.000-$15.000 (cuota de $2.260 a $2.345); $15.001-$20.000 (cuota de $2.497 a $2.397) y $20.001 y $30.000 (cuota $2.397 a $2.838). Financiamiento

El Pro.Cre.Ar se financia con la participación de distintos organismos estatales (Anses y Ministerio de Economía) y de privados. Para la constitución del programa, el Tesoro Nacional realizó un aporte inicial para darle origen al Fondo Fiduciario Pro.Cre.Ar, y se constituye como garante de las emisiones de deuda del Fondo. Este, emite deuda en la bolsa a 30 años. El Banco Hipotecario es el que entrega los créditos y los cobra.

Las cifras

$200.000-$300.000
Son los montos mínimos y máximos que una familia beneficiaria del programa ProCreAr puede recibir.

 

1600
familias en Salta resultarán beneficiadas del programa. El número puede incrementarse, pero es lo estimado.

150
familias salteñas recibieron los fondos el año pasado, y están en el proceso de presentación de la primera etapa de la obra.

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia