*

Bicipolicía amenazó a su esposa con su arma
Un bicipolicía protagonizó un hecho de violencia familiar y de género extremo en la ciudad de Tartagal. Le propinó una feroz paliza a su esposa, de 22 años y madre de su hija, una beba de seis meses, y le puso a la mujer su arma reglamentaria en la sien. El hecho se produjo el miércoles, a las 14, en una vivienda del barrio Bicentenario. El policía E. V., de 28 años, llegó a la casa tras una jornada de trabajo y escuchó que el celular de su esposa sonaba indicando que había un mensaje. El hombre tomó el teléfono de la joven y le hizo una escena de celos: "­¿Quien te manda mensajes?!", le gritaba. Fuera de sí y con toda violencia la empujó contra la pared de la vivienda. La chica corrió y se refugió en su dormitorio, pero él fue por detrás, la tomó del brazo y la golpeó en el estómago. Luego extrajo su arma reglamentaria y se la puso en la cabeza. "Decime quién es sino te mato", le gritó, tras lo cual siguieron los golpes. La joven, presa del llanto y jurándole que nunca lo había engañado, logró hacerlo desistir de que la matara. Luego el agresor huyó. Alrededor de las 21 la mujer acudió a la comisaría 42, donde radicó la denuncia. La Fiscalía interviniente ordenó la detención inmediata del bicipolicía y la retención del arma reglamentaria. La joven madre fue examinada y tiene hematomas en los brazos y la espalda. Vecinos manifestaron: "Él le hace escenas desde hace mucho. Siempre discuten y él se va de la casa con el uniforme y después vuelve".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...