Funcionarios de Villamontes, interesados en la puesta en marcha de los quioscos saludables en colegios privados y escuelas públicas de Tartagal visitaron el colegio San Antonio y la escuela Manuel Belgrano, para conocer de qué manera comenzaron a implementarse estos quioscos que son una opción a los alimentos y golosinas que tradicionalmente se venden en los quioscos de cada establecimiento.
Raimundo Castillo, edil de la localidad de Villamontes ubicada a 90 kilómetros de la frontera, junto a una nutricionista y algunos medios de comunicación televisivos se entrevistaron con los docentes de ambas instituciones escolares y con las encargadas de los dos quioscos saludables que por ahora funcionan en Tartagal y en los que diariamente los alumnos de todos los niveles disponen de jugos, licuados, ensaladas, brochette de frutas y gelatinas que tienen un precio inferior a un paquete de papas fritas o un alfajor, por ejemplo.
Nélida Monier, directora del colegio San Antonio explicó que "la iniciativa surgió por la preocupación de algunos padres que nos expresaban que sus nenas del último año del nivel primario no querían comer porque temían engordar, una situación que comienza a presentarse en nenas de 12 o 13 años y adolescentes. Tuvimos el acompañamiento del equipo técnico integrado por nutricionistas de la Municipalidad de Tartagal con quienes llevamos adelante esta iniciativa".
La docente precisó que "no se trata de imponerles a los niños estos alimentos saludables sino que sean una opción para los chicos, lo que replica luego en sus hogares con nuevos y mejores hábitos alimenticios".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...