"Prefiero una obra de arte a la revista Vogue", dice la diseñadora autodidacta Sofía Quiroga para contar cómo es el proceso creativo en el que arte y costura se fusionan en prendas íntimas que cose con sus propias manos. Su marca es Amarula Bombachería y, en diálogo con El Tribuno habló acerca de ese emprendimiento que nació en 2010.
"Para mí hablar del estilo o moda es algo muy propio de las mujeres pero pienso que no existe como concepto en sí. El estilo o la moda lo elige la mujer y elige lo que quiera. Yo hago diseños de época", dice para referirse a las prendas en las que trabaja hace ya algunos años.
Amarula gusta de los detalles: moñitos de tela, rasos, encajes y puntillas. Y acerca de los cortes, tiros altos y costuras como "la ropa de antes", con mucho diseño.
Querer aprender
Sofía Quiroga es autodidacta en este oficio de diseñadora y costurera. "Aprendí sola la parte técnica. La parte estética, es decir la parte personal creativa, la aprendí más porque estudié en una escuela de artes . Me ayudan muchísimo las obras de grandes pintores en relación a la combinación de telas y demás. Por ejemplo, "Los nenúfares" de Monet es una obra genial, e inspiradora de estampados", dijo Quiroga.
"Claro que también admiro a diseñadores como Andrés Sarda, que me encanta, aunque a veces sea demasiado sofisticado para mi gusto, me agradan sus diseños", señaló.
La joven diseñadora y profesora de artes visuales contó que Amarula nació, antes que nada, por una necesidad. "Creo que estábamos en el 200 y mi situación económica no era muy buena. No había terminado mis estudios y no tenia ingresos. Entonces decidí hacer algo por mi propia cuenta sin jefes ni la dependencia de nadie", dijo Quiroga. Comentó que tras esa decisión comenzó pintando pequeños cuadros y más adelante fabricando agendas forradas en tela que vendía en la feria de artesanos de la Balcarce.
"No me iba bien porque en un momento me día cuenta de que no me gustaba para nada eso de estar parada doce horas en la calle, vendiendo", dijo. Finalmente, una amiga le sugirió que comenzara a hacer bombachas. "Básicamente así comencé. Destruí todas mis bombachas para sacarles el molde, porque tampoco estaba entre mis posibilidades estudiar corte y confección. Así que me formé sola, a modo de prueba y error durante un año y medio y tratando de leer toda la información que iba encontrando", contó.
Estilo vintage
Hoy comercializa su marca propia, con diseños de época. Únicos y cómodos. Así los define durante la entrevista. "Hay un corpiño o un calzón para cada estilo de mujer pero, en Amarula, siempre dentro del estilo de lo vintage", dijo. Para todo tipo de cuerpo y edades. Hay una línea para mujeres más osadas que tiene mucha transparencia, por ejemplo, hasta diseños más casuales, clásicos o con estampados como flores y rayas y un diseños para "todo andar".
¿Qué tienen en común las mujeres que eligen Amarula? "Lo común entre todas ellas al comprar alguna de estas prendas es que buscan diseños únicos y cómodos, con un corte muy exclusivo que los demás no tienen y serían como personalizados", dijo.
Hoy, a varios años de haber comenzado en su propio negocio, Sofía Quiroga dice que encuentra placentero haber generado esta posibilidad de encontrar un ingreso económico y que la marca gusta. "Disfruto mucho haber llegado a donde llegué sin pedirle nada a nadie", dijo.
"El diseño de autor es poner tu propio diseño en un sitio exclusivo y único. Para mí tiene mucho que ver con el arte", dijo la joven salteña antes de que finalice la entrevista.
Para ver los diseños de Amarula se puede ingresar a la fanpage: Lencería Vintage Amarula.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora