El portavoz del Pentágono, Peter Cook, dijo que el bombardeo fue dirigido contra el tunecino Noureddine Chouchane, vinculado con dos ataques cometidos en Túnez en 2015. Otro funcionario estadounidense del Departamento de Defensa, indicó más temprano que el bombardeo mató "probablemente" al yihadista.
"Tomamos esta acción contra Chouchane y el campo de entrenamiento después de determinar que tanto él como los combatientes del EI en esa instalación estaban planeando ataques externos contra intereses occidentales y estadounidenses en la región", afirmó Cook. Es la segunda vez en tres meses que Estados Unidos bombardea al EI en Libia, un país en caos desde 2011.
La casa, bombardeada al alba en la localidad de Sabrata, a 70 km al oeste de Trípoli, quedó destruida por completo, precisó un responsable local libio, Husein al Dawadi. "El último balance es de 50 muertos" incluyendo a tres mujeres, dijo. "También hay cinco heridos, algunos de ellos están en condición crítica", agregó Dawadi, que indicó que hay indicios de que en la casa de seguridad había alguien importante, pero que todavía no hay una confirmación.
Para Cook, esta acción es una muestra de que Estados Unidos está dispuesto a combatir el grupo Estado Islámico "cuando sea necesario". "Vemos lo que está pasando en Irak y en Siria y creemos que estos combatientes en Libia constituían una amenaza para nuestros intereses de seguridad nacional", señaló Cook.
Los atentados atribuidos a Chouchane son el perpetrado en julio en una playa cerca de Susa, en el que murieron 38 turistas, y el del museo del Bardo de Túnez, en marzo, donde murieron 21 turistas y un policía. Ambos ataques fueron reivindicados por el EI, que está siendo bombardeado por aire en Irak y Siria por una coalición internacional bajo liderazgo estadounidense.
"El ataque fue muy preciso, alcanzó sólo la casa", afirmó un responsable del gobierno instalado en Trípoli. El edificio tenía dos plantas y es probable que en el momento del ataque se estuviera celebrando una reunión de presuntos miembros del EI, informó un integrante del consejo militar de Sabrata. La ciudad de Sabrata está controlada por la coalición de milicias Fajr Libya, que se apoderó en agosto de 2014 de Trípoli y de otras regiones, obligando a las autoridades reconocidas por la comunidad internacional a exiliarse en el este del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 9 meses

lo único que quiere eeuu es tirar bomba y matar a cualquier , les encanta ver correr sangre


Se está leyendo ahora