El juez federal Claudio Bonadio allanó ayer las oficinas centrales del grupo Indalo, del empresario kirchnerista Cristóbal López, en busca de documentación sobre supuestos alquileres a la sociedad Los Sauces de la expresidenta de la Nación, Cristina Kirchner.
El operativo fue ordenado por el magistrado en las oficinas del grupo en avenida Córdoba 657 del centro porteño, en el marco de la causa en la que está imputada la expresidenta de la Nación. También están imputados López y el ya detenido en otra causa por lavado de activos, Lázaro Báez.
Se buscó documentación relativa a los alquileres que según la denuncia, hicieron dos empresas vinculadas a Cristóbal López -Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia- a Los Sauces.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora