La Cámara Federal confirmó ayer al juez federal Claudio Bonadio al frente de la causa por la venta de dólar futuro, tras rechazar un pedido de recusación de la expresidenta Cristina Kirchner, imputada en el caso. Fuentes judiciales informaron que la Sala II rechazó el planteo por el cual la exmandataria pretendía apartar al juez del caso. Tras la recusación rechazada, el juez Bonadio tiene el camino libre para definir si procesa o no la expresidenta tras haberla indagado el pasado 13 de abril en Comodoro Py.
"Más allá del modo en que han sido reflejadas sus vicisitudes en los artículos periodísticos de opinión, lo cierto es que, objetivamente, las 'presiones' a que hiciera referencia genéricamente el a quo en medios de comunicación tampoco llevan intensidad suficiente como para sostener que su imparcialidad frente al caso se haya visto conmovida", sostuvo el Tribunal.
La recusación la había hecho Cristina Kirchner el día de la indagatoria, en la misma acusó "enemistad manifiesta" por parte de Bonadio y dijo que cometió prevaricato, esto es dictar leyes contrarias a derecho, al considerar que actuaba políticamente y no había motivo jurídico alguno. En paralelo, la exmandataria le inició un pedido de juicio político ante el Consejo de la Magistratura en donde reclama su destitución, por presunto mal desempeño en sus funciones en el marco de la causa de venta de dólar futuro.
"Cabe concluir entonces que los argumentos de la parte recusante no logran acreditar suficientemente la verificación de alguna de las causales de recusación previstas en el ordenamiento procesal, a la vez que las circunstancias referenciadas en esta incidencia no son suficientes para afirmar que el señor juez de grado se encuentre ejerciendo un rol diferente al que le toca a la hora de enfrentar esta concreta investigación", sostuvo la Cámara.
Además, refutó el argumento de Carlos Beraldi, defensor de Cristina Kirchner, quien recordó que Bonadio había sido imputado en otra causa paralela por la venta de dólar futuro a raíz de una denuncia que le iniciaron varios diputados del Frente para la Victoria.
La réplica de los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah, y Martín Irurzun es que Cristina Kirchner no es parte en aquella otra causa donde Bonadio fue imputado por el fiscal federal Jorge Di Lello por presunto prevaricato, esto es actuar contrario a derecho.

El camino allanado

El juez Claudio Bonadio ahora tiene el camino allanado para decidir si procesa o no a la expresidenta y los demás implicados, algo que se presume podría decidirlo la próxima semana.
Cristina Kirchner fue acusada por el juez por vender "contratos de dólar futuro por parte del Banco Central a valores inferiores al precio de mercado con conocimiento
e intención, que provocaron cuantiosas pérdidas para el Estado
nacional".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora