La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, fue eximida de ir a prisión, y emprendió un viaje a Mar del Plata por el fin de semana y prestará declaración indagatoria en los próximos días en el marco de la causa conocida como Sueños Compartidos.
El juez Martínez de Giorgi le concedió la exención de prisión a Bonafini luego de que su abogado, Juan Manuel Morente, se presentara en los tribunales federales de Comodoro Py y solicitara que se le tomara declaración a la dirigente durante la tarde de ayer en la sede de las Madres de Plaza de Mayo.
Aunque el magistrado decidió no indagarla ayer mismo, consideró que la presentación del abogado de Bonafini pone de manifiesto su "voluntad de declarar", por lo que decidió deponer la orden de captura que había librado ayer, luego de que la titular de las Madres se ausentara por segunda vez al llamado a indagatoria.
"Celebro la presentación y la muestra de racionalidad", sostuvo Martínez de Giorgi a las 15 en un breve diálogo que mantuvo con periodistas acreditados en los tribunales federales de Comodoro Py, y deslizó que había tomado nota de la conmoción pública que generó el intento de detención de la dirigente de Derechos Humanos.
La situación comenzó a destrabarse en la mañana de ayer, cuando Martínez de Giorgi recibió en su despacho a Morente y luego al abogado de las Madres, Eduardo Fachal, quien al salir de la oficina del juez manifestó que "había voluntad" de llegar a una solución a la tensión desatada el jueves.
Técnicamente, se trató de una caución juratoria, comprendida en el artículo 231 del Código de Procedimientos Penal Nacional, que consiste "en la promesa jurada del imputado de cumplir fielmente las condiciones impuestas por el juez".
Gabriela Michetti VICEPRESIDENTA DE LA NACIÓN "Que utilice a la institución de las Madres para no ir a declarar es muy triste".
En otras palabras, Bonafini se atiene a derecho y en disposición de atender a los requerimientos del magistrado en el curso de la investigación, además de fijar un domicilio y de comprometerse a mantener informado al magistrado de sus movimientos.
Luego de que durante todo el jueves una multitud acompañara a Bonafini y evitara su detención, su abogado personal se aceró en la mañana de ayer a los tribunales del barrio porteño de Retiro y le manifestó al juez que su defendida estaba dispuesta a declarar en la Casa de las Madres "por su avanzada edad".
La sola presentación del abogado Morente generó un cambio de escenario que implicó que el juez resolviera dar de baja la orden de captura que pesaba sobre Bonafini y le reclamara por escrito al letrado que ampliara los fundamentos para que su defendida declare fuera de los tribunales, algo que "es muy probable que ocurra en los próximos días", según fuentes judiciales.
En la misma resolución, el juez Martínez Di Giorgi ordenó que Bonafini constituya un domicilio en la Ciudad de Buenos Aires, le prohibió salir del país sin autorización del juzgado y la autorizó a viajar a Mar del Plata; mientras que la Policía elabora un informe relacionado con los fallidos intentos de detención.
El magistrado había ordenado el jueves el allanamiento de la Asociación Madres de Plaza de Mayo con el fin de detener a Bonafini, pero la Policía no pudo llevar a cabo su cometido porque un enorme grupo de personas, entre los que había muchos dirigentes políticos, la mantuvo rodeada mientras abandonó la sede de las Madres. El segundo intento se produjo horas más tarde cuando la Policía Federal analizó la posibilidad de detenerla en Plaza de Mayo pero desistió tras considerar que el intento podía desatar situaciones de violencia física, dado que la dirigente seguía acompañada por una multitud.
Hebe de Bonafini PTA. MADRES PLAZA DE MAYO "El juez no tiene huevos, se las agarra con las Madres y no con quien debería".
Bonafini está acusada del delito de "administración fraudulenta" con relación a los fondos públicos asignados a la Asociación para la ejecución del programa de construcción de viviendas sociales conocido como Misión Sueños Compartidos.

Más de docientos millones, desviados

Hay 42 personas citadas por la Justicia en la causa de Sueños Compartidos. Luego de haber sido citada por segunda vez, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, debía presentarse a declarar ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, que tiene a cargo la causa por el programa de viviendas sociales del kirchnerismo Sueños Compartidos. Bonafini no se presentó y el magistrado la declaró en rebeldía y ordenó detenerla. ¿De qué se la acusa?
De Giorgi busca determinar cuál fue la responsabilidad de Bonafini en un supuesto fraude al Estado a través del programa viviendas sociales administrado por la Fundación de las Madres de la Plaza de Mayo (FMPM). Para la construcción de las casas, la FPMP había celebrado una serie de convenios con el Ministerio de Trabajo, que encabezaba Carlos Tomada. Según consta en la resolución del juez, Trabajó desembolsó entre 2008 y 2011 la suma de $ 58.834.800 para asistir a la FMPM. Entre otros puntos, no se pagaron aportes de empleados, las obras carecían planes de trabajo ajustados a un calendario y los presupuestos carecían de apertura de ítems. Además, el valor del metro cuadrado superó el costo fijado por el Programa Techo Digno. En cuanto a la aplicación de los fondos que el Gobierno kirchnerista había girado, el juez determinó que de los $748.719.414,64 que la subsecretaría de Obras Públicas había transferido a las jurisdicciones locales y que fueron canalizadas en distintas cuentas bancarias de la FMPM, solo $516.247.173,07 pudieron ser asociados a débitos vinculados a la gestión de obras. Es decir, $206.438.454,05 fueron desviados sin un fin específico. En esa causa el magistrado citó a otras 42 personas, entre las que se encuentran los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y varios exfuncionarios de los gobierno de Néstor y Cristina Kirchner. El 6 de julio de 2016, la titular de Madres de Plaza de Mayo ya había faltado a la primer citación de la Justicia y no podía desconocer que en esta oportunidad podía ser llevada por la fuerza pública.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

Esta mal Justicia de Mierda que tenemos no termina nunca. Estos Empleados de Mal Jueces que tenemos no sirven para Mierdaaaa!!!!, y cobran de los impuestos que pagamos, nosotros los mantenemos y no nos sirven para NADAAAA!!!!!!, qué hacemos?, Nó hacen NADAAAA!!!!!!, son unos Vagos de mierda y encima tenemos que pagarles los sueldos que ganan, por FAVOOORRRR!!!!!, que LABUREN, HAY QUE EXIGIRLES!!!!!!, son EMPLEADOS NUESTROS SOMOS LOS PATRONES DE ELLOS, NO SE OLVIDEN!, pero desgraciadamente esta Arg. es al REVÉS.-

enrique alcala
enrique alcala · Hace 1 mes

Chorra de mierda donde te metiste tanta cantidad de plata?

Se está leyendo ahora