La implicación de Luiz Inacio Lula da Silva en un caso de corrupción dividió al pueblo brasileño, en un escenario que tiene varios puntos en común con el argentino.
Manifestaciones a favor y en contra tanto del expresidente como del partido gobernante se registraron en diferentes ciudades del país.
Ayer, más de 200 simpatizantes del expresidente brasileño se manifestaron ante la sede de la televisión Globo en Río de Janeiro para denunciar "la persecución de los medios" en el caso de corrupción en Petrobras.
"Si atacan a Lula, me atacan a mí", gritaban los manifestantes, con banderas rojas del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en el poder, fundado por Lula al final de la dictadura militar en 1980.
Ícono de la izquierda brasileña, Lula fue detenido brevemente el viernes en San Pablo, para ser interrogado en el marco del escándalo de corrupción en la gigante petrolera Petrobras.
Declarándose humillado por la medida coercitiva, Lula afirmó que podría haber acudido de forma voluntaria a la citación judicial y denunció como un "circo" jurídico mediático tras su interrogatorio.
Según el fiscal Fernando dos Santos Lima, Lula se benefició de "muchos favores" de grandes empresas constructoras implicadas en el escándalo de Petrobras.
Pintadas contra el PT
Por otro lado, las sedes del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil en San Pablo, la mayor ciudad del país, y Belo Horizonte, capital del suroriental estado de Minas Gerais, fueron pintarrajeadas entre sábado y domingo por desconocidos, que dejaron mensajes contra el Gobierno de Dilma Rousseff.
"Basta de corrupción" y "País de la impunidad" fueron los mensajes escritos en la fachada del Directorio Nacional del PT en San Pablo.
Los mensajes, escritos en la madrugada de este domingo fueron borrados con una nueva capa de pintura en la mañana de ayer.
También el sábado, la sede del Instituto Lula, liderado por el expresidente, amaneció pintarrajeada con mensajes contra su figura.
"Lula ladrón, basta de corrupción; la hora llegó, corrupto", fue el mensaje escrito en una de las paredes de la fachada del edificio donde funciona la institución y que fue uno de los varios locales registrados el viernes por la Policía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora