Por el año 1821 (abril) tropas realistas ingresaron por la Quebrada hasta la tablada donde el Cnel. Marquiegui, aguardaría la llegada del grueso del ejército al mando de Olañeta.


Es así que se iniciaba la 8va. Invasión aprovechando las discordias políticas suscitadas entre el Tucumán y Salta. Sin embargo tras las hostilidades de la guerrilla gaucha los realistas decidieron retroceder hasta León, donde armaron su campamento.


Ante estos acontecimientos, el Gobernador sustituto de Güemes, el General José Ignacio Gorriti decidió hacer frente a los españoles a pesar de no contar con los recursos y armamentos necesarios, para esto, instó a los gauchos y a todos los habitantes a defender la Patria, por lo que acudieron personas de Perico, Los Alisos, Palpalá, San Salvador de Jujuy, y numerosos lugareños que establecieron su campamento al margen sur, del Río Grande.


El Coronel Gorriti, avanzó sigilosamente y sorprendió, en playas de León a los realistas durante la noche del día 26, combate que se extendió hasta el día siguiente.


Es así que el 27 de Abril, se logró la victoria total, logrando que las fuerzas españolas se rindieran (aprox. 12 oficiales y 400 soldados).


De esta manera, quedó en poder de los jujeños el armamento, municiones, pertrechos, vituallas y cabalgaduras, como así también se recuperó el ganado usurpado por los invasores.


Este combate significó frenar el avance del grueso de la Tropa Realista y es por ello que este acontecimiento es de gran importancia para nuestra historia, ya que gracias al coraje y resistencia tanto de los gauchos y demás pobladores jujeños, se logro derrotar a los invasores.
 

¿Que te pareció esta noticia?

Selección Editorial

Comentá esta noticia



Te Puede Interesar

Se está leyendo ahora