Una joven embarazada fue hallada muerta con su pantalón bajado hasta los tobillos entre unos matorrales de la margen sur del río Gastona, en Concepción, Tucuman. Si bien el móvil del homicidio no está claro, no se descarta que haya habido abuso sexual y hay dos sospechosos de su entorno.
La chica de 18 años estaba con un embarazo de unos cuatro meses de gestación y por el estado de descomposición fue reconocido por una tía a través de sus ropas. Se llamaba María Rosa Costilla.
La familia no la veía desde hacía 10 días, pero llama la atención que no se halla hecho la denuncia por su desaparición. El cadáver fue encontrado por unos vecinos en la noche del domingo, cuando venían de buscar leña cerca de una cárcel local, y dieron aviso a la policía. La familia no la veía desde hacía 10 días, pero llama la atención que no se halla hecho la denuncia por su desaparición. El cadáver fue encontrado por unos vecinos en la noche del domingo, cuando venían de buscar leña cerca de una cárcel local, y dieron aviso a la policía.
De acuerdo a sus estudios, los peritos de la División Criminalística de la Regional Sur, explicaron que la muerte de la joven se habría producido hace unos siete días.
Si bien no se logró determinar la causa de la muerte, la hipótesis es que Costilla fue estrangulada. Los investigadores manejan dos sospechosos: una expareja y el hermano de la víctima.
Según lo que contó la familia, el primero es muy violento y la golpeaba con frecuencia. El segundo fue detenido el viernes pasado por un robo y los policías observaron en un brazo tenía cortes propios del roce con alambres de púa y el lugar en que fue hallado el cuerpo está alambrado.
La policía no tiene dudas de que se está ante un homicidio, pero el autor y el móvil no pudieron ser aclarados, por lo que se encuentran en plena investigación. Por el momento, no se descarta que la mujer haya sido víctima de un abuso sexual. La policía no tiene dudas de que se está ante un homicidio, pero el autor y el móvil no pudieron ser aclarados, por lo que se encuentran en plena investigación. Por el momento, no se descarta que la mujer haya sido víctima de un abuso sexual.
"Por ahora solo tenemos testimonios que abren una pista sobre éste hecho. Y confiamos que con las nuevas pericias se podrá avanzar en el esclarecimiento del caso. Hasta el momento estamos embarcados en pericias y averiguaciones que confiamos en que pronto echarán luces sobre lo sucedido" dijo Fabio Gramajo, secretario de la Fiscalía Ia de los tribunales de Concepción, señala la página web Contextotucumán.com
La situación propia y familiar de la muchacha al parecer siempre fue complicada. Tanto que siempre se vio obligada a estar lejos de su casa y de ahí que nadie extrañó su ausencia, según confió Lidia, una vecina del Palo Blanco.
"Ella solía salir e instalarse siempre en casa de distintos parientes. No tiene padre y su madre acusa problemas de salud crónicos. Se trata de una familia muy humilde", confirmó el comisario general Fermín Porello, jefe de la Regional Sur de la provincia. Este y su segundo, el comisario mayor Héctor Albarracín, estuvieron en el lugar del hallazgo del cuerpo. Ahí supervisaron las tareas de rastrillajes ordenadas por Gramajo con el fín de procurar dar con elementos que contribuyan a esclarecer el enigma que rodea a la muerte de Costilla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora