El gobierno bonaerense derogó hoy la resolución que impedía los dispositivos tecnológicos para uso pedagógico en las aulas, entre ellos los celulares, aunque dejó a criterio de cada establecimiento escolar si habilita o no su utilización, anunció a Télam el director General de Cultura y Educación provincial, Alejandro Finocchiaro.
El funcionario detalló a Télam que la resolución que prohibía el uso de dispositivos era del año 2006 "cuando los celulares se utilizaban sólo para llamadas y eso era disruptivo en el aula". "Hoy los celulares permiten otras cosas y queremos darle la posibilidad a docentes y alumnos que utilicen cualquier dispositivo tecnológico siempre que esté incluido en el proyecto educativo institucional de cada escuela", graficó.
La resolución "habilita el uso de los distintos dispositivos tecnológicos, en el ámbito escolar, por parte de alumnos y los docentes, como recurso pedagógico didáctico, incorporando los dispositivos como parte de su planificación anual y enmarcados en el proyecto institucional".
El titular de la cartera educativa provincial explicó que "esto significa que los directivos de las escuelas pueden incluirlos para su uso pedagógico y no están obligados a hacerlo si no lo consideran conveniente".
Detalló que el celular "hoy está en la escuela pero de manera clandestina" y esgrimió una estadística elaborada por Unicef que reveló que el 90 por ciento de los jóvenes tiene celular y un 51 está conectado todo el día, es decir incluso cuando está en clase".
Sin embrago, Finocchiaro aclaró que "sólo se permitirá para uso pedagógico y con el docente como ordenador o tutor de la actividad que realicen". Sostuvo que "lo que pretendemos es introducir en las escuelas la lógica de la modernidad y los dispositivos tecnológicos son solo una herramienta. Hoy el escenario áulico es como el de hace cien años cuando no se puede enseñar ni como hace diez".
"El uso de los dispositivos tecnológicos es como el judo: hay que aprovechar de su fuerza para que el alumno produzca conocimiento con la guía del docente que es un factor fundamental en la enseñanza", graficó. Además, precisó que se trabaja para asistir a aquellos alumnos que no cuenten con un dispositivo, aunque aclaró que "hoy los jóvenes trabajan en forma colaborativa, en equipos".
Puntualizó que si bien los cambios serán en forma gradual, la resolución que habilita esas herramientas tecnológicas "forma parte de una serie de acciones que se desarrollarán hasta el 2018 y que tienen por objetivo cambiar el paradigma áulico tradicional".
"Hoy tenemos una escuela del siglo XIX con docentes del siglo XX y alumnos del siglo XXI, donde hay un docente activo que emite conocimiento y un alumno pasivo que lo recibe. Tenemos que llevar todo al siglo XXI", graficó.
Finocchiaro precisó que el plan contempla la capacitación docente en forma continua, la elaboración de una plataforma digital que se transforme en una comunidad educativa virtual y para fines de 2017 la conectividad de todas las aulas de las escuelas bonaerenses.
Adelantó que a partir de marzo o abril estará disponible para los alumnos la plataforma digital ABC.gov.ar a la que hoy sólo tienen acceso los maestros.
"Hoy no existe una plataforma única para docentes, padres y alumnos y el ABC se convertirá en una comunidad virtual en la que cada niño y adolescentes tendrá un usuario y una clave", detalló.
Puntualizó que la plataforma tendrá contenidos educativos diseñados por esa cartera y posibilitará además que los alumnos o docentes se agrupen por aulas, proyectos o grupos de interés.
Además como cada alumno tendrá un usuario asignado "la plataforma le generará filtros a los cuales no podrá acceder si no tiene, por ejemplo, la edad para acceder a esos contenidos".
Finocchiaro consideró que el sistema de netbook que entregaba el gobierno nacional "se volvió obsoleto" por la actualización permanente de software que requieren los dispositivos y dijo que si bien "tuvo buena intención fue mal implementado".
Por ello insistió en que el gobierno nacional a través del plan de conectividad posibilitará que a fines de 2017 todas las aulas de los casi 11.400 edificios en los que funcionan escuelas estatales en la provincia cuenten con internet.
"Hoy tenemos un 25 por ciento de escuelas con conectividad, aunque eso no significa que todas las aulas de esos establecimientos tengan conexión", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia