Si bien el pequeño Thomas Figueroa nació en Río Gallegos, sus raíces son salteñas. Acá residen sus tías, primos y abuelos y todos esperan "un milagrito" para el pequeño.
A los tres meses de edad, Thomas -sospechado de padecer leucemia- fue derivado al Hospital Italiano en Buenos Aires. Ahí, luego de una serie de estudios, se pudo diagnosticar que el pequeño padecía el síndrome hemofagocítico. Esta enfermedad afecta a 2 personas en un millón y, además, es de difícil diagnóstico.
En diálogo con El Tribuno, Rocío Navarro destacó que el pequeño Thomas está en lista de espera para encontrar la médula que le resulte compatible. "Junto con Promotores de la Vida y Salteños hasta la Médula estamos dando a conocer el caso de mi sobrino para promover la donación", afirmó Rocío.
El pequeño Thomas tiene un hermanito mayor de 5 años que ya se hizo los estudios para ver si era compatible, pero dio negativo. Mientras Thomas permanece internado en Buenos Aires en compañía de su madre, su hermano, su padre y su abuela lo esperan en Río Gallegos.
Luis Figueroa y Anabel Munizaga dejaron Salta en busca de un futuro mejor. Allá en el sur, en Río Gallegos, encontraron trabajo los dos. Él, en una cadena nacional de venta de electrodomésticos y ella en un servicompras.
"Con los problemas de salud que tuvo Thomas, los jefes se portaron muy bien. Les dieron licencia. Actualmente Anabel sigue de licencia con su hijo mientras que Luis volvió a trabajar", contó Rocío.
Para el nacimiento de Thomas la abuela materna viajó al sur y desde entonces no volvió. Ella es la encargada de acompañar a su yerno y su otro nieto.
Con la familia partida a la mitad, y a la espera de un donante positivo, Rocío hace su lucha desde Salta.
"Donar médula es donar vida en vida. Creo que todos queremos que se recuerde nuestro paso por esta tierra por haber hecho algo importante. Y creo que salvar la vida de otra persona puede ser lo más importante", destacó esta mujer de 29 años que, de golpe, se enfrenta a un mundo diferente.
En confianza con El Tribuno, Rocío reconoció que mucha gente no sabe que la leucemia tiene cura. "Apenas con un pinchazo y una extracción de sangre se puede entrar en el banco de donantes de médula y salvar una vida", recordó la tía de Thomas.
Síntomas
A semanas de su nacimiento, Thomas comenzó a presentar problemas de salud crónicos. El síntoma más evidente fue la continua fiebre y los problemas digestivos que no lo dejaban alimentarse.
Actualmente el niño recibe quimioterapia y medicación. "Vivir eso siendo tan chiquito no es fácil, sin embargo se mantiene de buen humor y sigue jugando y sonriéndole a su mamá", contó esta tía que se puso la lucha al hombro.
Los interesados en sumarse al banco de donación de médula pueden acercarse al Centro Regional de Hemoterapia que queda en Bolívar 687.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora