Recientemente visitó Salta la Comisión Argentina de Turismo de la Fe, para conocer más de cerca las propuestas locales en materia de turismo religioso.
El turismo religioso es uno de los nichos del mercado turístico en crecimiento en todo el mundo. Los principales destinos de esta tipología turística son los lugares santos que representan lugares de devoción y de peregrinaje, así como sitios destacados por su peculiaridad histórico-cultural. El turismo religioso tiene una composición compleja debido a varios elementos que constituyen sus destinaciones y los motivos que mueven a los viajeros hacia estos lugares. Es decir, el turismo religioso se compone de patrones religiosos, culturales, tradicionales, espirituales, paisajísticos, que muchas veces interactúan en la intención y la decisión de emprender el viaje.
A lo largo de la historia los viajes por razones místicas o religiosas fueron un gran motor para que muchas poblaciones se conocieran entre sí. En el siglo XXI, en búsqueda de valores, el turismo religioso y espiritual puede representar una gran oportunidad para una plaza como Salta, donde se cuenta con varias iglesias y sitios sagrados que son únicos, como la iglesia San Francisco, cuyo campanario es el más alto de Sudamérica, o la Virgen del Cerro, que convoca a miles de peregrinos todos los años. También contamos con pequeñas capillas, muy ricas en historia. Y nuestro pueblo, profundamente religioso.

Confluencias

La delegación de la Comisión Argentina de Turismo de la Fe estuvo encabezada por su vicepresidente Federico Lanatti e integrada por el coordinador de la Comisión Federal de Turismo Religioso, Gustavo Loza, Mónica Andreu, Gabriela Casimiro, Alfredo Dávila, Viviana Del Prete, Gustavo Maccio, Eber Rosales y Arquímedes Pignataro. Fueron recibidos por la subsecretaria de Desarrollo Turístico provincial, Ana Cornejo, quien destacó "el trabajo participativo" de este segmento turístico, con las universidades, la pastoral de turismo, los santuarios e iglesias de Salta. Como ejemplo de esta colaboración se mencionó al Museo del Complejo San Francisco que muestra la "línea de trabajo" para 2016, el Año por la Paz, y sus actividades

procesion.jpg
<div>Las iglesias de Salta tienen características únicas.</div><div><br></div>
La religiosidad es parte fundamental del acervo cultural.
Para aclararles a los visitantes lo que los salteños piensan de sí mismos, Cornejo señaló que Salta es “la cuna la fe”, en donde se viven experiencias basadas en la religiosidad.
Los miembros de la comitiva visitaron el circuito histórico y religioso de la ciudad de Salta y una visita guiada al interior de las iglesias del casco céntrico; también el recorrido nocturno del Complejo Cultural San Francisco y la llamada “Ruta del Padre Chifri”, que incluye la visita a las localidades de El Alfarcito y Rosario de Lerma.
La Comisión que visitó Salta es una organización creada por iniciativa de la Asociación de Viajes de Buenos Aires (Aviabue), que está integrada por actores de los sectores públicos y privados que trabajan en apoyo de la investigación desarrollada desde los organismos gubernamentales relacionados al Turismo de la Fe. Los circuitos temáticos organizados por las agencias de viajes especializadas han crecido numéricamente en nuestro país y la oferta se extiende al exterior, donde este rubro ha crecido muchísimo. Según las estimaciones, el turismo religioso y espiritual representa alrededor del 20% del turismo mundial, sea del turismo internacional y nacional incluyendo excursiones (Lanquar, 2007). Los lugares sagrados, que han sido y siguen siendo lugares de peregrinación, en la sociedad moderna de progreso técnico, industrial y social se han convertido en sitios turísticos. Las prácticas y celebraciones religiosas en los lugares sagrados, atraen tanto a los fieles como a los turistas cuyos motivos de visita pueden ser tanto religiosos como laicos. Preparémonos.
duoo.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora