El fiscal federal Guillermo Marijuan desembarcó ayer en Río Gallegos, Santa Cruz, para encabezar una nueva serie de allanamientos en el marco de la causa por lavado de dinero que tiene detenido al empresario Lázaro Báez.
Tras haber permanecido en la provincia durante varios días semanas atrás, el fiscal retomó las tareas para identificar otras propiedades que podrían pertenecer al dueño de Austral Construcciones, detenido en el penal de Ezeiza desde hace casi dos meses.
Marijuan arribó ayer en horas de la mañana a la capital santacruceña y, tras pasar por el Juzgado Federal de Río Gallegos, por la tarde se puso al frente de un operativo en una propiedad ubicada en 25 de Mayo y Maipú, que había pertenecido a Néstor y Cristina Kirchner y que Báez compró en 2007.
"Hay estancias, empresas, hay de todo", afirmó el fiscal federal en un breve contacto con la prensa, al ser consultado sobre los allanamientos que tenía previsto realizar.
Para las tareas judiciales, el Ministerio de Seguridad envió a la provincia patagónica 50 efectivos de la PSA (Policía Aeroportuaria), 100 de Gendarmería, 50 de Prefectura, 40 federales y personal de AFIP. Además, participarán de los operativos unos 200 efectivos locales, aunque en la primera jornada estuvo a cargo de la Policía Federal, que mientras el fiscal se centró en esa vivienda de 25 de Mayo y Maipú, llevó a cabo otra decena de allanamientos. También podrían realizarse allanamientos en otras ciudades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora