Tanto los turistas como los salteños que recorren la provincia tienen la posibilidad de disfrutar en todos sus puntos cardinales de exquisitos exponentes de la comida regional, como empanadas, tamales y locro. Sin embargo, en la cultura gastronómica de las distintas regiones existen recetas típicas que no se ofrecen en restaurantes locales. Desempolvar estos preparativos no solo ayudaría a ampliar la oferta, atrayendo la atención de los comensales, sino que también favorecería la actividad de los pequeños y medianos productores que podrían convertirse en proveedores directos de los comedores locales.
Por dar solo un ejemplo, en las cartas de la mayoría de los negocios gastronómicos de las localidades norteñas es común encontrar en los primeros puestos a la milanesa o el pollo en sus diferentes presentaciones. O desayunar un café con leche acompañado con tostadas y mermeladas industriales. Pero precisamente, en esta extensa zona húmeda y selvática, bendecida con una amplia variedad de frutas tropicales es llamativo que no se exploten los productos artesanales.
Es así que en Salta, guaschalocro, carbonada, tulpos de frangollo, mote, charquisillo, humita en olla, anchi, son recetas que solo sobreviven en las cocinas familiares.
La búsqueda de una identidad gastronómica de cada región puede ser un factor determinante a la hora de pensar un desarrollo turístico sustentable y, a la vez, puede traducirse en un disparador de las microeconomías de cada región.
Ramona Garzón TURISMO EL CARRIL "Queremos recuperar y aggiornar las recetas de las abuelas, como la aloja de algarroba, anchi con arrope, picante de pata, etc.".
En el norte se destaca la palta, los citrus, la chirimoya, el mango, las bananas y los pescados de río. Los Valles Calchaquíes ofrecen especias, nueces, tunas, truchas, cabritos, quesos de cabra. La Puna cuenta con carne de llama, papas andinas, quinoa y chivitos. Mientras que en la región central, son típicas las legumbres y hortalizas, frutas de carozo, maní, ají, choclo, leche de cabra, etcétera.

Capacitación

Ampliar la carta en los restaurantes, redescubrir las viejas recetas y clasificar los productos típicos de cada región es la propuesta de un curso gratuito de capacitación denominado "Sabores, aromas y colores de Salta", que comenzará a implementarse desde mediados de este mes y que está dirigido a cocineros y jefes de cocina y/o encargados de establecimientos gastronómicos de las diferentes regiones turísticas. Se trata de un proyecto integral, impulsado por el Ministerio de Turismo de Salta, que se llevará a cabo en etapas. La primera se desarrollará en el Valle de Lerma a partir de mañana y contará con la participación de emprendedores de La Caldera, Vaqueros, San Lorenzo, Quijano, Rosario de Lerma, Cerrillos, El Carril, Chicoana y Moldes. Las actividades estarán a cargo de un equipo de profesionales, entre los que se destaca el chef Abelardo "Lalo" Angelina, director de la Escuela de Gastronomía Salamanca, uno de los creadores de la llamada Cocina de Altura y su principal impulsor.
Respecto del proyecto, la subsecretaria de Desarrollo Turístico, Ana Cornejo, expresó: "Queremos revalorizar la gastronomía local para que el turista pueda disfrutar de platos típicos, distintos y originales".
Los esfuerzos apuntan a que a través de la gastronomía se promocionen los productos e insumos, generando un mayor impacto en toda la cadena de producción. En este sentido, se tendrá en cuenta la diversidad cultural, social y ética, como motores de desarrollo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


daniel cruz
daniel cruz · Hace 12 meses

Meta humitas, tamales, cabrito y un buen vinito de Cafayate.


Se está leyendo ahora