En un encuentro con autoridades y propietarios de empresas que brindan servicios a la industria petrolera de Mosconi, el ministro de Ambiente y Producción Sustentable, Javier Montero, y el secretario de Energía, Marcelo Juri, se comprometieron a trabajar en forma conjunta para paliar el difícil momento que enfrenta la actividad petrolera y gasífera en la zona. Uno de los empresarios expuso la situación de su empresa y el escenario que tenía previsto enfrentar en las próximas semanas. Todos se preocuparon por aclarar que no hubo despidos de personal, pero sí se dieron de baja contratos temporales y en algunas empresas se aplicó una reducción horaria.
Todos acordaron elaborar un plan que permita afrontar las dificultades que vive la industria del petróleo, por lo menos hasta la reactivación del sector, que se espera para los próximos meses. Las acciones incluirían el diálogo con las operadoras en la zona, para analizar si pueden adelantar algunos trabajos hasta julio próximo.
Según explicaron los técnicos, la actividad sufrió una fuerte caída debido, por un lado, al impacto de la caída de los precios internacionales del petróleo, que obligaron a postergar inversiones en exploración de nuevos yacimientos; y por otro, al atraso en el valor del gas en boca de pozo, que era el más bajo de los últimos 20 años. Este escenario cambió por completo la semana pasada, cuando se anunció un fuerte incremento que se aplica desde el 1 de abril, pero recién impactará en los números de las empresas a partir de mayo próximo. Según estiman las empresas, esta inyección de nuevos fondos va a permitir sentarse a hablar de nuevas inversiones con las empresas que operan los yacimientos del norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora