Investigadores buscan un teléfono celular que tendría la clave para esclarecer el crimen de Clara del Carmen Castro, la contadora y docente, cuyo cuerpo sin vida y con heridas de arma blanca fue hallado el martes, alrededor de las 18.30, en la casa 6 de la manzana 27 del barrio San Carlos. En tanto se supo que el chico de 16 años detenido, acusado del homicidio, se abstuvo de declarar.
Según los investigadores, la hipótesis del robo como móvil del crimen volvió a tomar fuerza en las últimas horas. La mujer habría cobrado una importante suma de dinero días previos a su trágico desenlace. Según vecinos, la mujer fue vista por última vez el lunes temprano.
Por otra parte, la causa está ahora en manos de la jueza de Menores 1, Tatiana Dip Torres. El miércoles por la tarde se realizó una audiencia y el adolescente, acompañado por su defensor particular, decidió abstenerse de declarar. La magistrada espera los resultados de los análisis de las muestras recolectadas por el CIF en el lugar del hecho. El presunto homicida se encuentra alojado en el Centro de Jóvenes en Conflicto con la Ley Penal.

"Me mandé una macana"

Al notar la ausencia en la casa de la profesional, mientras su vehículo estaba estacionado, vecinos y alumnos de la docente se comunicaron el martes alrededor de las 18.30 al 911. Tras alertar la situación, personal policial ingresó por el fondo de la casa y encontró a la mujer tirada en una habitación con la cabeza tapada con una sábana y machas de sangre en el lugar. Los signos de violencia eran evidentes.
Mientras peritos del CIF y efectivos de la División Homicidios llevaban a cabo las pericias en la escena del crimen, donde hallaron el arma homicida, un chico de 16 años, vecino de Castro, acompañado por su padre, se presentó en la dependencia policial del barrio San Carlos, donde confesó: "Me mandé una macana con la vecina". Inmediatamente se hizo una consulta judicial y el juez de menores 3, Hugo Fernández Esteban, se hizo presente en el establecimiento y ordenó la detención, aunque ahora el caso pasó a manos de la jueza de Menores 1, Tatiana Dip Torres.

También hubo robo

En medio del escándalo por el crimen de la contadora y docente, los vecinos del barrio San Carlos tienen que seguir soportando hechos delictivos como robos a plena luz del día. En un grupo de Whatsapp que tienen los vecinos circulaba el robo de un celular y una cartera a una mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Lopez
Guillermo Lopez · Hace 1 mes

Ésto queda en la nada, es menor de edad, además consume merca y se alcoholiza a sabiendas de su Padre, quedará libre pero quiero suponer que nuestra Justicia hará algo al respecto, me refiero a la responzabilidad que le cabe a sus Padres, ellos deben responder por este Crimen e ir a la Cárcel como corresponde, son Tutores del Asesino, por lo tanto deben de RESPONDER POR ÉL, pero con la Injusticia y mal Jueces que tenemos ya sabemos.-


Se está leyendo ahora