Una joven madre desapareció el lunes a la noche cuando salió supuestamente de compras a un comercio de la zona de villa Soledad, en el macrocentro salteño.
Débora Magallanes, de 27 años, salió de la casa de su madre -donde se había refugiado tras recibir amenazas de muerte de su actual pareja- supuestamente a comprar pañales para su hijo menor.
Lo hizo, según Norma Alarcón, su madre, cerca de las 23 del lunes 12. Salió hacia un negocio ubicado en el barrio Hernando de Lerma y, desde entonces, no volvió al hogar materno, dejando allí a sus tres pequeños hijos producto de una relación anterior.
La madre dijo anoche a El Tribuno que recibió numerosos llamados para que se quedara tranquila, pero todos resultaron falsos.
"Hace una hora me dijeron que estuvo con un hombre en el camping de Cabra Corral, otros que la vieron en Coronel Moldes pero no pudieron dar con ella, y el tiempo se está yendo y sus hijos la necesitan", declaró la mujer.
La búsqueda de la familia es desesperada, e informaron a la vez que la pareja de la joven "es un sobrino del secretario general del gremio de los municipales, un joven llamado Carlos, de unos 33 años, supuestamente adicto a las drogas".
"Mi hija se separó del padre de sus hijos y se relacionó con un violento de quien hacía pocos días también se había separado debido a sus actitudes patoteriles. Carlos tiene antecedentes policiales y es adicto a las drogas", dijo la madre, quien aseguró que él ya había amenazado a Débora en muchas oportunidades.
"Mi hija estaba amenazada de muerte porque este hombre le repitió varias veces cuando lo dejó, 'te voy a tocar lo que más te duele', porque él afirmaba que entraba por una puerta y salía por la otra", añadió.
En el domicilio del supuesto sospechoso dicen no saber nada de su paradero desde el pasado domingo.
La Policía de la Provincia y la Brigada de Investigaciones ya se encuentran trabajando en el tema. La madre de la joven graficó que cuando se dirigieron a la pieza que alquilaba Débora en el loteo Cervera hallaron la pieza revuelta y la puerta de ingreso destrozada.
"Quiere decir que mi hija se fue de allí con los tres chicos cuando él intentó ingresar por la fuerza, luego los dejó en nuestra casa y salió para no volver. Es de terror", afirmó.
Falsos datos para la familia
"Nosotros dejamos teléfonos para que nos avisen dónde podría encontrarse nuestra hija y madre de tres niños, pero ayer hubo diversos llamados que no hicieron más que confundirnos. No entiendo a la gente que puede aportar datos que luego no se condicen con la realidad. Todos esperamos que Débora esté bien y que pueda volver a atender a sus hijos, que ahora están bajo la tutela de su padre biológico, un hombre que nunca se borró", dijo Norma Alarcón, mamá de la joven desaparecida


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora