La presencia de animales sueltos en la vía pública sin ningún tipo de control no es un problema nuevo en la ciudad de Rosario de la Frontera.
Sin embargo, la falta de controles sistemáticos hace que se agrave cada vez más esta situación, con el peligro que conlleva especialmente para los automovilistas.
Vecinos de varios barrios de la Ciudad Termal denunciaron la presencia de numerosos animales, tales como vacas y caballos, que deambulan con total libertad por las calles rosarinas.
Exigen a las autoridades competentes que adopten de manera urgente medidas para frenar esta situación, que se volvió endémica en algunos sectores.
El colmo es que días pasados varios caballos circularon a contramano por el microcentro rosarino, por la calle San Martín, una de las principales arterias de la Ciudad Termal.
La presencia de los equinos generó grandes inconvenientes en el tránsito. Tanto automovilistas como motociclistas debieron hacer varias maniobras para no impactar contra los animales.
"Es muy común ver caballos que circulan sin cuidadores o que se escapan. Esto crea situaciones de peligro para los vehículos que transitan por estas calles como así también para los peatones", dijo Celia, una vecina consultada por El Tribuno.
Por su parte, Daniel aseveró que la constante presencia de caballos sueltos muestra "la ausencia de controles sobre la vía pública. No tienen que esperar a que ocurra una tragedia", destacó.
Los vecinos también hicieron hincapié en la actitud desaprensiva de los dueños de los animales, que les permiten andar sueltos por cualquier lado y en cualquier horario.
"Son muy imprudentes. No les importa lo que les puede pasar a sus animales o las consecuencias fatales que pueden desencadenar al dejarlos sueltos en la vía pública,. ya hubo muchos accidentes de autos que chocaron contra caballos en la ruta, con víctimas fatales y todo...Y sin embargo no aprenden.", destacó ignacio, otro vecino de la zona.
Los dueños de los animales deben tener presentes una serie de medidas que permitan preservar la integridad física de los animales así como la seguridad pública.
Cabe señalar que los animales, en caso de no encontrarse en un terreno cercado, deben permanecer atados con una cadena o una cuerda resistente y en condiciones. Pero nunca atados a postes de servicios de luz o telefónicos.
En caso de dejarlo en algún baldío, se deberá tener la conformidad de los vecinos del lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora