Su geografía impacta, al igual que el pueblo que conserva su señorial aire colonial. Único por sus bellezas, este fin de semana Cachi fue elegido nuevamente como sede del festival gastronómico de Pueblo Abierto, una organización nacional que busca revalorizar la gastronomía argentina.
Posta Cachi, como se denominó el evento que comenzó el viernes y finalizará hoy, reunió a chefs reconocidos internacionalmente, como Germán Martitegui, Dolli Irigoyen, Narda Lepes, Christophe Krywonis y Pamela Villar, con cocineros de los Valles Calchaquíes, baluartes de secretos culinarios ancestrales, pertenecientes a nuestra Salta más profunda.
Una multitud de vecinos y turistas se congregó en la plaza central para disfrutar de numerosos encuentros e intercambios de recetas entre cocineras del pueblo, clases de cocina gratuitas a cargo de los chefs, feria de productores, puestos para degustar comidas regionales y encuentros con artesanos. También hubo cenas en varios restaurantes y hoteles del pueblo.
Es que la consigna no es "enseñar a cocinar", sino aprender juntos a elegir y mezclar sabores, aromas y texturas de los alimentos propios de los valles. Se trata de una aventura que propone, desde la gastronomía, conocer la cultura de cada lugar.
Mostrar lo propio
Visibilizar los productos locales que, en la mayoría de los casos, no se logran comercializar de una manera justa en el mercado debido a las dificultades que deben enfrentar los pequeños productores es uno de los objetivos de Pueblo Abierto.
Es "poner en vidriera" los productos regionales, muchos muy valorados en la gastronomía internacional.
"Los Valles Calchaquíes tienen productos que son muy reconocidos en la cocina mundial. Un claro ejemplo es la quinoa, que se consume más en el exterior que en nuestro país. Debemos aprender a revalorizar nuestros productos", dijo a El Tribuno Delfina Magrane, fotógrafa porteña que vivió 10 años en Cachi e integrante de Pueblo Abierto.
Por su parte, Dolly Irigoyen, quien disfrutó al máximo del encuentro, afirmó también que muchos pequeños productores no tienen posibilidades de salir solos al mercado por falta de infraestructura, a pesar de contar con productos de excelencia. "El pimiento para pimentón de Cachi ya debería ser una denominación de origen por la calidad diferencial que posee. Pero un comprador les ofrece mucho menos de lo que vale, se lleva lo producido y lo pone al 600% en Buenos Aires. Y ni hablar cuando se exporta", destacó Irigoyen.

Por segunda vez

Cachi fue elegido para ser sede de este evento por la enorme repercusión que tuvo la primera edición de Pueblo Abierto, en 2015.
"Posta Cachi busca continuar lo realizado el año pasado, dado el gran interés que demostró la gente de la región, y dar así el puntapié para la próxima edición de Pueblo Abierto, en octubre en Corrientes", señaló Delfina.
"Si bien Posta Cachi es un evento más pequeño que el anterior, con menos equipos gastronómicos, estamos trabajando con más instituciones del medio, como el museo y algunas escuelas. La idea es volver al norte. Veremos si se puede", dijo Delfina.
Y finalizó: "Estar en Cachi es un lujo. Sus paisajes, su clima, su cultura y su gente son increíbles. Ojalá con este evento se puedan posicionar las comidas regionales a nivel nacional y que se conozcan en todos lados, no solamente en Buenos Aires", afirmó la organizadora.
El evento contó con el apoyo del Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia, la Escuela de Cocina Móvil Salta Gourmet y la comuna de Cachi.
¿Qué es Pueblo Abierto?
Se creó en 2015 como un festival gastronómico-cultural nómade, gracias al esfuerzo de un grupo de personas interesadas en difundir y fomentar la cocina tradicional de Argentina.
Uno de los objetivos es generar nuevas rutas turístico-gastronómicas a lo largo y ancho del país para realzar y difundir lo mejor de la producción gastronómica de cada región.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora