El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, confirmó ayer que el Gobierno estudia abrir la importación de carnes y dijo que "en este contexto, no vamos a permitir que haya escasez; si alguien pide autorización para importar se la vamos a dar".
La medida en estudio fue adelantada por la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien había admitido "mucha preocupación del Gobierno sobre el tema precios" y sostenido que por esa razón "se está considerando seriamente abrir la importación de carne".
Michetti remarcó que "una de las aperturas (de importaciones) que está considerándose seriamente es la de la carne", porque "hubo negociaciones con el sector para frenar precios en un momento, pero la cosa sigue y hay mucha preocupación del Gobierno sobre el tema precios".
En una conferencia de prensa, la vicepresidenta aclaró que "no está tomada la decisión pero está muy cerca".
61 por ciento aumentó el precio de la carne durante el 2015, no obstante el consumo creció 1,7%, en torno de los 60 kilos per cápita, según datos de Ciccra.
Buryaile, en declaraciones a Radio 10, explicó que en la Argentina "desapareció la oferta porque hay una actitud de especulación de un negocio", de carnes. "Cuando se dio la posibilidad de exportar al mundo, el productor se dio cuenta de que debía ser un animal distinto, con más kilos, distinto al que vende al mercado interno, y se dedicó a esta producción", dijo el ministro, recién llegado de la cumbre de pares de 70 países en Alemania.
En la víspera, en una reducida conferencia de prensa había adelantado que "si es necesario vamos a intervenir en el mercado" como se hizo con el permiso de importación transitorio de soja de países limítrofes para abastecer la capacidad instalada de procesamiento de la oleaginosa en el país.
Ayer Buryaile señaló: "No vamos a ser ni un Estado policía ni un Estado bobo. Ejerceremos el control que tengamos que hacer".
"No haremos una importación masiva de productos desde ningún punto de vista porque eso es generar problemas al empleo argentino, por lo tanto nos vamos a sentar con los supermercados, con la industria, con los sectores de la producción, y lo estamos haciendo", afirmó.
El funcionario señaló que se trabaja con la Secretaría de Comercio y la cadena de la carne para consensuar un esquema de precios: "Desapareció la oferta porque hay una actitud de especulación", insistió.
Además señaló que "el argentino está cambiando su dieta, bajó el consumo de carne vacuna", y proyectó que con las últimas medidas del Gobierno nacional crecerá la producción ganadera: "Si gano plata voy a producir más, eso es uno más uno", concluyó el ministro de Agroindustria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Pepe Bardero
Pepe Bardero · Hace 10 meses

Me c@ago en las importaciones. Un kilo de carne=20 dolares=280 pesos.... DE QUE SIRVE...


Se está leyendo ahora