Un violento golpe aplicó Gendarmería Nacional a una organización criminal de narcotráfico de carácter trasnacional que ingresaba la droga al territorio nacional desde Bolivia, acopiándola, en Salvador Mazza y luego en Buenos Aires para, finalmente, trasladarla por vía fluvial a la República Oriental del Uruguay.
Tras dos allanamientos simultáneos, se detuvo en Lomas de Zamora (Buenos Aires) al cabecilla de la organización junto a su esposa. Además, en Salvador Mazza (Salta), personal de la fuerza capturó a otro ciudadano también de nacionalidad boliviana, proveedor que abastecía de la droga a la familia para luego comercializarla. El sujeto residía en la ciudad del norte de la Argentina.
A estas tres detenciones se suman los dos hijos del matrimonio y un cómplice encargado de llevar la droga al Uruguay, quienes ya habían sido aprendidos meses pasados.
Ayer, personal de la Unidad de Operaciones Antidrogas con apoyo de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales Sur y el destacamento móvil 6 avanzaron en las pesquisas de una causa transnacional al efectuar coordinadamente dos allanamientos en inmuebles de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora.
Como resultado de los operativos, detuvieron a un hombre que poseía pedido de captura internacional y a su mujer, buscada en dos países por Interpol (relacionado a fuga de un penal). Asimismo, secuestraron: 1,563 kg de cocaína, 8.350 dólares, 7.650 pesos argentinos, 270 pesos uruguayos y 6 celulares.
Intervino el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N´ 2 de Lomas de Zamora, a cargo del Doctor Federico Villena, con la intervención de la Procuraduría de Narcocriminalidad de la Nación, doctor Diego Iglesias.
Esta organización adquirió notoriedad pública en febrero de este año cuando los gendarmes e integrantes de la Dirección General de Tráfico Ilícito de Drogas de la República Oriental del Uruguay decomisaron 16 kilos de cocaína, ingresados a su país vía fluvial desde Argentina y se detuvieron en Tigre a tres hombres con 48 kilos cocaína.
Posteriormente, con análisis de escuchas telefónicas los funcionarios lograron incautar 29 kilos de cocaína, que eran transportados en un camión de origen boliviano, y detener a un ciudadano argentino quien cumplía tareas de búsqueda, traslado y comercialización de estupefacientes. Estos fueron los conectores que permitieron a los gendarmes desbaratar la organización que retomó su accionar delictivo con contactos en otros países limítrofes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 1 mes

EHHH, UN MICRO-EMPRENDIMIENTO FAMILIAR

enrique alcala
enrique alcala · Hace 1 mes

estos sucios bolivianos como los argentinos cobran planes sociales.


Se está leyendo ahora