Marcas y comercios de ropa, zapatos y accesorios para damas, caballeros y artículos del hogar se lanzaron a liquidar la temporada a menos de dos semanas de iniciado el invierno, con descuentos de hasta el 60% para promover sus ventas ante un consumo que viene en baja desde enero.
Resulta insólito, pero a días de haber comenzado el invierno los comercios de la peatonal Florida en la Ciudad de Buenos Aires ya muestran las ofertas por liquidación de temporada.
La Ciudad acumuló una inflación el 25,2% en los primeros cinco meses del año y alcanzó el 44,4% en los últimos doce meses, lo que degradó el poder adquisitivo de los salarios y llevó a los consumidores a ajustarse para no gastar por encima de sus posibilidades. En paralelo, los comercios deben enfrentar la suba de hasta el 600% en las tarifas de energía eléctrica, entre otros costos fijos, y también el resultado de la paritaria, que contempla un aumento salarial del 20% por seis meses (hasta septiembre) y el pago de dos sumas fijas no remunerativas de $1.000.
"Necesitamos vender. Esto no da para más. Estoy parado horas en la puerta del local y no entra nadie. Salgo a buscar clientes", dijo Juan Carlos Carusso, encargado de un negocio de indumentaria.
Las ventas minoristas cayeron 9,8% anual en junio y 6,4% en los primeros cinco meses del año, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), y no hay indicios sobre el repunte en este segundo semestre.
Ricardo Buryaile MINISTRO DE AGROINDUSTRIA "La economía va a mejorar a medida que transcurra el segundo semestre y la inflación será del 35%".
La marca Carla Danelli, con locales en la Ciudad y once capitales provinciales, está ofreciendo descuentos del 30% y el 40% en productos seleccionados y promociones puntuales con rebajas de hasta el 50%.
Luciana Kantorowicz, responsable de marketing de Carla Danelli, dijo que los descuentos más agresivos a esta altura de la temporada siguen la línea de las promociones que ya se venían ofreciendo para "incentivar las ventas" generales. Y agregó que la marca tiene expectativas "positivas" para la temporada de verano, porque es un poco más larga dado que arranca prácticamente en octubre con el Día de la Madre y sigue luego con Navidad y Año Nuevo, que son momentos en los que la gente está un poco más abierta al consumo.
A su vez, en Mercado Libre Moda se encontrarán desde hoy descuentos de hasta el 50% en productos de marcas como XL, Yagmour, Satori, entre otras, todas con artículos diseñados para el invierno.
Estas liquidaciones solían encontrarse a mediados de agosto, cuando promedia el invierno, pero en 2016 se adelantaron por la necesidad de hacer caja para pagar la luz, los impuestos y los sueldos, con el medio aguinaldo incluido.
Frávega ofrecía el fin de semana 18 cuotas y 40% de descuento en electrónica y artículos para el hogar, la misma estrategia a la que Garbarino bautizó #RedDays; sin descuentos, Musimundo se sumó a las 18 cuotas sin interés para TV, celulares y heladeras.
Entre las grandes cadenas de supermercados, Coto liquidaba el fin de semana las estufas con un 45% de descuento y en frazadas y además ofrecía rebajas de hasta el 40%, beneficios exclusivos para quienes integren su "comunidad"; y Wall Mart ofrece 40% de descuento en frazadas y acolchados.
Así, los pequeños, medianos y grandes comercios que operan en la Argentina tratan de darle oxígeno a sus ventas en una economía que se encuentra oficialmente en recesión, con una inflación que tocó en el segundo trimestre su máximo histórico desde la salida de la convertibilidad e iría ralentizándose hacia 2017.

Junio fue un mes muy malo para todo el comercio
El Día del Padre motorizó las ventas, pero no fue suficiente. Las ventas de los comercios minoristas cayeron un 9,8 por ciento en junio, un mes muy malo para el comercio, y cerraron de esta manera el primer semestre con una baja generalizada del 6,4 por ciento.
Así lo reportó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) al dar a conocer los datos sobre la encuesta de ventas realizadas a centenares de comercios en todo el país durante el mes pasado.
Junio se convirtió en el sexto mes consecutivo en que las ventas mostraron una baja, agravando la situación de las empresas del sector, que con poco margen de liquidez, deben afrontar las fuertes subas en los costos de la actividad, dijo ayer la CAME en su comunicado.
El consumidor volvió a controlar con meticulosidad su presupuesto en el sexto mes del año, evitando compras innecesarias y tratando de encontrar los mejores precios y las ofertas más convenientes del mercado.
"La situación es grave, porque no se trata de una retracción por expectativas desfavorables, sino por la pérdida concreta de ingresos en muchas familias que las obliga a recortar su canasta de consumo", indicó la CAME.
La venta de electrodomésticos y artículos electrónicos fue la que más sintió la retracción, ya que arrojó una baja del 19,2 por ciento en el sexto mes del año, en comparación con el mismo período de 2015.
El rubro de bijouterie cayó 14,7 por ciento; las ventas de materiales para la construcción se redujeron un 13,6 por ciento; y las ferreterías anotaron un retroceso del 13,2 por ciento, con ventas "muy flojas" durante todo el mes.
Lo que levantó un poco la demanda fue el Día del Padre, aunque la fecha este año estuvo modesta; y sobre fin de mes, algunos cobros anticipados de aguinaldos ayudaron a mover el consumo, pero tampoco fue suficiente.
Es que si bien los comercios activaron cuotas y ofertas tentadoras, las familias evitaron endeudarse más de lo necesario para no continuar sobrecargando las tarjetas donde ya manifiestan restricciones para cumplir con los pagos.
Con el resultado de junio, las ventas minoristas medidas en cantidades registraron una caída promedio interanual de 6,4 por ciento en el primer semestre del año.
Pero a pesar del panorama desalentador, muchos empresarios prefieren olvidar los últimos meses y poner las expectativas en el segundo semestre donde se espera algún repunte, dijo la confederación empresaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora