Ocurrió otra vez y motivó encendidas quejas de los vecinos de diferentes barrios de Metán. Los cajeros automáticos de los bancos Macro y Nación se quedaron sin billetes el fin de semana pasado y miles de personas se vieron perjudicadas.
Los residentes no pudieron contar con efectivo y resultaron afectadas por la falta de previsión. El problema es recurrente por lo que los vecinos están indignados y pidieron que se tomen las medidas correspondientes para evitar que la problemática se repita en las fiestas de fin de año.
La situación comenzó a regularizarse en la mañana de ayer, pero todavía cajeros como el del banco Macro, ubicado en una estación se servicio a la vera de la ruta nacional 9/34 no tenía dinero al mediodía.
La jornada de ayer fue agobiante en los dos bancos, debido a largas colas para acceder a los cajeros, a las cajas y para hacer diferentes trámites en las entidades.
El Banco Nación, un caos
Por otra parte, desde hace tiempo los vecinos de Metán reclaman por las demoras en la atención en la sucursal local del Banco Nación.
Muchas personas, entre las que se encuentran jubilados y hasta mujeres con hijos en brazos tienen que soportar una larga espera para ser atendidos por sus trámites.
En varias oportunidades se observó a la gente amontonada en el pasillo de la entidad porque estaba lloviendo. Incluso se vio a vecinos sentados en los cordones de las veredas y en comercios ubicados al frente.
Los empleados de la entidad parecen no dar abasto, a pesar de sus esfuerzos, por la cantidad de gente que concurre a diario a realizar sus trámites, mayormente cobro de jubilaciones y beneficios sociales.
"Es una vergenza lo que está pasando en el Banco Nación, todos los meses ocurre lo mismo. Pero con aumentar unas cuantas butacas en el interior no se soluciona el problema. Hay siempre ancianos y mujeres con niños que soportan largas esperas. Tienen que dar una solución", dijo Carlos Massara, un vecino de Metán.
La sucursal del Banco Nación atiende a más de 1.000 personas por día. "La cantidad de clientes se ha incrementado considerablemente durante los últimos meses y ha producido un desborde operativo", reconoció el gerente de la sucursal Metán, Héctor Gerardo Cajal, con respecto a las quejas por largas colas y demoras.
"Estamos realizando gestiones para el nombramiento de mayor cantidad de personal y para hacer mejoras edilicias, como la refuncionalización y ampliación de la sucursal", confirmó el gerente.
"Pedimos paciencia a la gente, estamos cumpliendo con una función social", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora